Bolivia

No es helado, es El Hado.

Holis.

En esta página se supone que cuento el inicio, el porqué y el hacia donde va esto. Ahi va el chisme.

Érase una vez un joven Gus que después de andar de viajes entre voluntariados y de viajes de visitas familiares, se dio cuenta que la gente no tenía la mas remota idea de lo que tiene Bolivia más allá del señor Morales o el Salar de Uyuni. Es así que el curioso personaje se dio cuenta que él tampoco conocía mucho acerca del país donde vive. Por ello, decidió juntar dinero y darle una vueltilla a algunos destinos de los que hablaba, pero que nunca había pisado. ¡Que diversa es Bolivia! pensó.

Esas experiencias llevaron al dulce e inocente Gus a publicar aquellas valiosas vivencias en sus redes sociales. A sus cuantos amiguitos les agradaban de estas fotos y el relato que acompañaba a cada una, se llevaba un par de elogios de vez en cuando.

Oh, que sorpresa se llevó.

Con el pasar del tiempo mi perfil personal de Instagram e Inbox de Facebook se convirtieron en una especie de agencia de viajes. Reservas de pasajes, destinos, lugares turísticos, contactos y varios puntos más, fueron los que me preguntan y siguen preguntando semanalmente. Es ahí donde decidí que ya era hora de ampliar esa ‘experiencia’ al público.

El nombre del blog fue un poco difícil encontrarlo. En realidad pasé 3 meses buscando un nombre que sea reconocible para cualquier boliviano, pero a su vez…que sea inclusivo. Vivir en un país tan diverso y multicultural es un desafío cuando se trata de encontrar un punto de unión. De ahí surgió El Hado Propicio (leer más).

Valle de las Ánimas, La Paz - Bolivia

Valle de las Ánimas, La Paz – Bolivia

A mis 20 años me mudé por un año a Ecuador, donde conocí a personas de casi todo el mundo. Pocos sabían más que unas pequeñas luces de Bolivia. Al regresar, un año después, me di como misión conocer lo posible mi país y con el tiempo, conocer el mundo. Aquel momento, las cosas dieron un giro que se consolida al abrir este blog.

Las mamas (así, sin tilde). San Javier, Santa Cruz – Bolivia.

Fui conociendo Bolivia y entendí a este país de otra manera. Las cosas cambian totalmente cuando estás de cerca con las personas que habitan esta tierra desde distintos rincones. Llegas a entender la importancia cultural de cargar un aguayo en la espalda, comprendés porqué el diablo baila en el Carnaval de Oruro o  saboreas el sabor de las castañas mientras cantan cientos de loritos en la amazonía.  Te llenás la panza donde vayás, eso no lo niega nadie. Vino por aquí, chocolate por allá. Frutas, verduras, hierbas y tubérculos que te transportan a otro mundo a través del paladar.  Bolivia tiene una cosa que no terminás de encontrar con

hora empieza esta aventura para ir rompiendo mitos sobre cada destino dentro y fuera de Bolivia. Con los recursos que sean necesarios, con quien se quiera unir a este camino y con la esperanza de encontrar nuevas experiencias que cambien la visión que tenemos de la vida.

Y con la convicción de que ya no soy un turista si no un viajero, te doy la bienvenida a El Hado Propicio. Sentite siempre en la libertad de apoyarme y ayudarme cuando tu corazón te diga que lo hagas. Cuando esté haciendo algo mal, voy a apreciar mucho más tus críticas y correcciones. De lo que realmente tengo seguridad, es que estoy haciendo lo que me lleva hacia mi hado propicio. Y vos ¿hacia donde vas?

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.