Browsing Tag

samaipata

Historias

Marcy y las orquídeas curativas de Samaipata.

Después de una mañana de fallidos intentos para llegar a un centro de medicina alternativa, el destino me mandó a una lugar que al parecer era mi obligación conocer. En plena esquina de la calle Camarapa entre Sucre y Bolivar de Samaipata, me encontré con el vivero Oskar. Lugar donde se desenvuelve una de las historias naturales y de energía más bonitas que he tenido en este año.

Desde fuera se ve una gran cantidad de plantas, pero no es hasta que entrás que sentís su verdadera presencia. Y ojo, cuando hablo de presencia no me refiero a su existencia física, estas plantas son especiales, ellas saben que llegó alguien de visita.

De una pequeña casita sale una mujer con una amplia sonrisa y una luz única. Marcy tenía las manos con tierra y uñas cortas. Sobre todo, tenía una historia que contar y ahí estaba yo para escucharla.

Mientras dábamos vueltas por un mar de orquídeas, me fue explicando una pequeña parte de sus 18 años de experiencia cultivándolas. Algunas de ellas están a su lado desde el inicio, otras con 10 u 8 años y otras que le llegan semanalmente de rescatadores de orquídeas y de regalo.

Al escucharla hablar de sus plantas solo se puede sentir pasión. Yo no se mucho de plantas, es más no tenía idea que me hablaba en un 90% de mi tiempo ahí. Pero ella se hizo entender y despertó en mi un rinconcito ecologista que creo que todos deberíamos tener activado.

Habían orquídeas en TODAS PARTES y no exagero. Las raíces de estas maravillosas plantitas estaban adheridas a cucharas de palo, sillas, troncos de helecho, semillas de pino, macetas viejas, canastas de cumpleaños y cientos de pedazos de ‘algo’ que funcionan para el cultivo de orquídeas.

Se disculpó conmigo en reiteradas ocasiones por recibirme con el vivero descuidado. Está en planes de remodelar el lugar para hacerlo un atractivo turístico más en Samaipata. Yo no sentí nada descuidado el lugar, solo sentía una energía inexplicable que venía de una montonera de plantas.

Marcy Montenegro, ha pasado por distintos desafíos en su vida para llegar a ser básicamente la reina de las orquídeas en el pueblo, el departamento y el país. Así es, ella ha sido campeona departamental y nacional de orquídeas dándole orgullos a su municipio, quien ha sabido reconocer su esfuerzo y dedicación.

Para su familia puede que sea un poco complejo entender su pasión por esta actividad, pero ella tiene una convicción y seguridad de que lo que está haciendo es por el bien de ella, su familia y el de todos. Tal es su preocupación con el medio ambiente que cuando me dijo la siguiente frase, quedé inmóvil.

»Cuando se acaben las orquídeas y las abejas, nos tenemos que preocupar»

Después del silencio, tuve que preguntar porqué. Me explicó que las orquídeas son reguladoras de humedad, purifican el ambiente y ayudan a la polinización de flores de orquídea. Además, su presencia reduce los fuertes vientos. Las abejas cada vez huyen más de las ciudades por las antenas y que su presencia en la naturaleza es fundamental para cumplir ciertos ciclos naturales.

Con su propia experiencia siendo samaipatense, me manifestó su preocupación por el calentamiento global. ‘‘Antes no llegábamos a menos de 6 grados, ahora hay heladas en Samaipata, estamos destruyendo al planeta y mi forma de ayudar es cuidando a estas plantas»

Por otra parte, Marcy es madrina de recuperación de helechos y orquídeas cuando hay casos de deforestación. Me deja muy muy claro que ella NO VENDE ninguna de sus orquídeas porque considera que solo ella las puede cuidar con tanto cariño. Aun así, tiene un grupo de cultivadores de orquídeas en Bolivia. Allí comparten experiencias y se cuestionan sobre apariciones de nuevas especies.

Para sustentar el vivero, Marcy vende otro tipo de plantas, entre cactus, suculentas, bonsai, plantas de cítricos, café y flores. Sus más de 370 especies de orquídeas, son suyas.

Ansía dejar un linaje de información para las nuevas generaciones y que estas sepan la importancia de las orquídeas para el ecosistema. Eso si, les deja claro que este es un sacrificio hasta familiar y que muchas veces ni la misma familia logra entender la importancia del trabajo que está realizando.

Finalizando, compartió conmigo algo que hizo que tenga aun más amor a las orquídeas. Marcy tiene una plena convicción que las orquídeas le curaron el cáncer. En su momento, fue diagnosticada y recibió las cirugías y tratamientos correspondientes, pero su médico le dijo que su recuperación fue muy rápida y un tanto inexplicable.

»Ni mi marido ni el médico entendían porqué mi recuperación fue tan rápida, yo estoy segura que mis orquídeas me curaron del cáncer»

Convencida del poder de las orquídeas, les da el mérito a sus hijas que le devolvieron el favor de mantenerla con vida. Esto pareciera una simbiosis para la supervivencia. Y ¿Saben qué? Yo le creo al 100%

Ha recibido en el vivero personas con deseos de sanarse y que le han pedido permiso para pasar más tiempo rodeado de las orquídeas. Al final, muchos van buscando las alternativas necesarias para salvar sus vidas de enfermedades o de vacíos que nos deja nuestra existencia. Marcy con gusto, atiende a quienes desean sanarse, ya que sabe que sus hijas tienen el poder de hacerlo.

Llegamos a la conclusión de que ambos estamos locos y por eso nos llevamos bien, cada cual creyendo fielmente en lo suyo y arriesgando lo necesario. Logramos congeniar tan bien que volví al otro día y al tercero también. 

Mis días en Samaipata habían terminado. Hice mi respectiva firma de visitas en un libro de firmas con mensajes en todo tipo de idiomas. Prometí avisar antes de regresar para que nos tomemos un café en compañía de sus cientos de hijas que estoy seguro que también extrañaré.

¡Hasta pronto Marcy!

PD: Marcy busca ayuda para llegar a Guayaquil (Ecuador) y representar a Bolivia en el World Orchid Conference (Conferencia Mundial de Orquídeas) en Noviembre. Quienes deseen aportar a la causa, a comprarle plantas o contactarse con ella para tener una visita en el Vivero OsKar en Samaipata pueden contactarse con ella al número (+591) 77062938 y al correo [email protected]

Recursos y Tips

Finca La Víspera, una experiencia orgánica de comodidad, olores y sabores.

Hay rincones que coquetean con tus sentidos cuando simplemente te los mencionan. Surgió el nombre de Finca La Víspera como posible lugar de hospedaje en Samaipata. A mi se me activó el 3er, 4to, 5to ojo, todos los chakras saltaron y hasta el 9no sentido me decía que debía hacer lo posible por quedarme allí.

Ya había visitado el lugar previamente en una tarde muy ágil. Solo pude comer un sandwich y una taza de té cítrico. No estuve más de 1 hora, pero bien recuerdo que siempre tuve la voluntad de regresar. Esta vez, fue esa oportunidad de hacer la voluntad una realidad.


HOSPEDAJE

Más o menos a las 13:30 llegué a Samaipata. Me fui con las dos mochilas encima caminando unos 17 minutos desde la plaza hasta La Víspera. Un poco del frío común en invierno en el lugar. Yo llego todo emocionado. Un grupo de perritos me ladran y entramos en confianza al instante. Me recibe una de las chicas que trabaja en el lugar y me entrega la llave de mi habitación en El Mirador.

La planta baja del lugar fue mía. La habitación con dos camas que daban directamente a un paisaje entre montañas espectacular. A ello se le suma un delicioso aroma de flores naturales que decoraban la mesita donde estaba el reglamento y el menú del Café Jardín. Una cocina con todo equipado: agua, calefón, heladera, además de una hamaca que me propuse a utilizar en los días de mi estadía.

El Mirador también tiene un espacio con una pequeña parrilla y un asiento de cemento que acompañado de una maceta llena de suculentas. A mi la cara no se me borraba de felicidad. Para mi era un lujo.

Despertar temprano para estar a tiempo para el desayuno no fue mucho problema. A las 7 de la mañana el intenso aroma a lavanda invadía la habitación. La mágica energía de Samaipata no me hacían sentir el frío de invierno. Luego de una ducha de agua caliente, me voy a disfrutar del desayuno.

CAFÉ JARDÍN – DESAYUNO

Ya tenía un buen presentimiento por la pasada experiencia comiendo en el lugar. Pero creéme, volví para que me sigan sorprendiendo. El pan integral es hecho una vez por semana por las chicas y el jugo de naranja de mi primer desayuno es resultado de la cosecha de la finca.

Una deliciosa mermelada de mora, un revuelto de huevos con queso, mantequilla y café con leche fueron mis energizantes de mi primera jornada en Samaipata. El segundo día decidí variar por pan blanco, jugo de aloe vera y una infusión de cítricos llamada ‘Sol de Atardecer’. El lugar es el espacio común donde hay juegos para niños y adultos, wi-fi, libros e información turística.

HUERTA Y HERBOLARIO

Me metí entre la huerta a sentir los olores y diferentes texturas de las verduras. La verdad esto de ser vegetariano me ha enseñado mucho pero aun así no soy un experto en vegetales. Lo bueno de esto es que el grupo de trabajadoras de La Víspera eran tan tremenda buena onda conmigo que tuvieron la paciencia de explicarme su forma de cosecha y conserva para hacer condimentos, para la comida de todos los días y para el herbolario.

Nunca había comido tantas flores. En realidad, nunca había comido flores en mi vida. Siempre hay una primera vez ¿no? Sentí sabores dulces, ácidos, salados, fuertes y suaves. Begonia, Pedro Segundo, Jazmín, Flor de Achicora, Rúcula Silvestre, Caléndula y unas cuantas más fueron las que pasaron por mi paladar y que están disponibles para ser degustadas por cualquiera que sea huésped del lugar, además de tener el acceso a la huerta y cocinar con vegetales orgánicos en cualquier momento.

El herbolario tiene una gran cantidad de infusiones, chutneys, mermeladas, condimentos y salsas listos para los pedidos que reciben en La Víspera o para ser adquiridos por cualquiera que visite el lugar. Una bomba de olores y sabores es lo que es este lugar. Eliana me atendió con la mayor amabilidad posible para explicarme el proceso de elaboración y hasta sus productos favoritos. Me sentía en casa.

El Trono

En la parte de atrás de La Víspera vive la pareja de holandeses que fundó el lugar.  Más allá, está el sendero que te lleva a El Trono. Este rinconcito en las alturas lleva el nombre muy bien puesto. Ni tan cerca ni tan lejos de la casa principal, El Trono es un perfecto lugar para compartir en pareja o en solitario. Un asiento de piedra con techo te da la posibilidad de apreciar el paisaje de Samaipata, sentado y con sombra. Aquí estuve una media hora pensando en la nebulosa antes de ir a almorzar.

Esta es la vista exacta desde El Trono. Al lado izquierdo está el pueblo de Samaipata. Abajo se puede ver el Café Jardín.

CAFÉ JARDÍN  – ALMUERZO

La carta es amplia y es realmente un goce poder elegir comida en su gran mayoría vegetariana y orgánica. Tuve la oportunidad de probar dos platos en mi estadía. El Omelet de Verduras viene con una gran variedad de hierbas y verduras frescas, huevo, queso gouda y  chutney de mango. La decoración de flores fue el toque perfecto para darle un excelente sabor. Tremendamente recomendable.

El concepto de comida es Slow Food (comida lenta), ya que las hierbas y flores se seleccionan en el momento para el plato escogido. La preparación es también lenta pero vale cada segundo de la espera. El segundo plato que pude probar al siguiente día fue Pasta con Pesto, que además de tener un excelente sabor, mi compañía fue la huerta, un sol tenue y los sonidos de la naturaleza. Digan o no que esto es un paraíso.

PARQUE NATIVO

Mis días en Finca La Víspera estaban llegando a su fin. Me propuse pasar toda una tarde en el lugar disfrutando la vista, una hamaca y los distintos aromas y flores que hay en sus jardines. Valió cada segundo de mi tiempo.

No llegué a caminar por exactamente el lugar donde se encuentra el Parque Nativo, pero solo bastaba cerrar los ojos y escuchar algunos sonidos de la naturaleza o algunos animales que habitan el lugar. Hay ardillas, iguanas, erizos, zorros y hasta dicen que es posible encontrar venados andinos en el lugar. 😮


Si me piden dar una recomendación, creo que no necesitan más que sentir mi emoción al escribir de este rincón del mundo que tiene un pedazo de mi corazón. Da gusto visitar estos espacios que además de ofrecer hospedaje, te dan la oportunidad de vivir una experiencia responsable, sana y bella. 

Gracias a Eliana, Marcelo  y todo el equipo de Finca La Víspera por hacer de mis días de estadía muy felices y memorables. ¡HASTA PRONTO! <3

Hay distintas cabañas, paquetes de servicios, promociones y más. Para poder tener la mejor información personalizada revisa la nueva página web de Finca La Víspera. Está con la mejor pinta 😉 http://lavispera.org/

Bolivia

Samaipata: 8 razones para llamarla Samaitrampa.

Quienes ya conocen o han oído de este mágico lugar en el Departamento de Santa Cruz, saben de lo maravilloso que puede ser tener unos días en esta zona ‘sub-andinatropical’. Samaipata es una pequeña población en el municipio del mismo nombre, que su traducción del quechua significa ‘descanso en las alturas’.

Ubicada a 120km de Santa Cruz de la Sierra y unos 380 km de Cochabamba, Samaipata es conocida como ‘Samaitrampa’ por muchos de los ahora locales que se quedaron a vivir en este lugar o que optaron por invertir allí. Su suelo es el resultado de ser la mezcla de la última parte del suelo andino y el inicio de la zona de tierras bajas, por lo que en su extensión se puede producir fácilmente mucha vegetación.

El municipio alberga a unas 26 nacionalidades en su territorio y año a año recibe a miles de turistas de todo el mundo para disfrutar de un cielo claro, alimentación y hospedaje muy barato y la naturaleza en todos sus colores.

¿Como llegar?
Desde Santa Cruz de la Sierra el ‘Expreso Samaipata’ sale desde la Av. Omar Chávez esquina Soliz de Holguín. Salen desde temprano en la mañana y el horario es flexible ya que se van mayormente al estar completos de pasajeros.

Costo
Estos minibuses tienen un costo de 30 Bs. por persona, aunque hay otro tipo de servicio en buses y en taxis que varían el costo. Yo recomiendo este servicio de minibus. También hay transfers desde el Aeropuerto Internacional Viru Viru de aproximadamente 50$ que debe ser reservado con previo aviso a alguna agencia.

Servicios
Samaipata tiene una buena recepción de señal para un teléfono celular. Pero hablando de conexión a internet Entel es la mejor telefonía. Algunos bares, Hostales/Hoteles, y restaurants tienen el servicio de Wi-Fi. Hay servicio de mecánicos, escuelas, hospital, un cajero automático (ATM) del Banco Unión, mercado y tiendas de abastecimiento.

1. PLAZA Y ALREDEDORES

Si el minibus no te deja sobre la carretera en el minimercado La Estrella, te va a dejar en plena plaza principal. Este lugar es el punto de reunión en Samaipata y está embellecida con árboles exhuberantes, un reloj solar y distintas piezas de piedra que adornan el lugar. En la misma plaza está la Iglesia ‘Nuestra Señora de la Candelaria, la alcaldía, restaurantes, cafés, tiendas y una farmacia.

Durante el fin de semana quienes llegan de la ciudad suelen estacionar sus vehículos alrededor de la plaza, generando más movimiento. En la semana es mucho más tranquilo y a pesar de tener una luz bastante tenue, es un lugar muy seguro. Los alrededores a la plaza dejan ver las distintas casas antiguas de Samaipata. Muchas de ellas han sido remodeladas pero aun se conserva parte de las casas construidas en base a adobe y gruesas puertas de madera.

Coordenadas: -18.179784, -63.875767
Costo: Ninguno
Recomendaciones: Si vas con amigos y querés pasar rato en la plaza, por favor deposita tu basura en los basureros. Si están llenos o ‘no hay’ guarda la basura con vos. A mantener el pueblo limpio 😉

2. MUSEO ARQUEOLÓGICO

Yo no puedo ir a un lugar y no visitar un museo. En las 3 ocasiones que he visitado este museo, he visto más extranjeros que locales, por lo que asumiré que ellos lo visitan más. Creo importante visitar estos espacios para comprender un poco los asentamientos culturales en la zona y poder así desglosar la historia.

En el museo se exhibe pintura rupestre, cerámica y elementos de las culturas Mojocoya, Yampara y Chané, además de la explicación arqueológica del Fuerte de Samaipata. En cuanto a las cerámicas, me llamó la atención las urnas funerarias que realizaban los Chané para enterrar a los muertos. Con respecto al Fuerte hay bastante información en base a las formas representativas de animales y los lugares donde los ocupantes del fuerte hacían rituales o sus actividades diarias.

Como dato extra, el día que llegué a Samaipata había una serie de charlas para comprender el origen del Fuerte. Habian distintas charlas desde la perspectiva de la biología, geografía, arqueología entre otros. El museo tiene un espacio destinado a dar este tipo de charlas o conferencias en distintos fechas especiales. Esta oportunidad fue antes del Solsticio de Invierno mejor conocido como el Año Nuevo Andino – Amazónico.

Coordenadas: -18.178345, -63.873987
Costo: Extranjeros 5 Bs, Nacionales 4 Bs, Estudiantes escolares 2 Bs. El horario de atención es de 8:00 a 12:00 y de 14:00 a 18:00 de Lunes a Viernes. De 8:00 a 16:00 los Sábados y Domingos.
Recomendaciones: No sacar fotos con Flash.

3. MERCADO

La zona del Mercado de Samaipata es una especie de rincón sagrado en el pueblo. Hacer compras aquí es tan barato comparado a las ciudades de Bolivia que irte con una gran bolsa de verduras no implica mucho dinero.

Además del abastecimiento alimenticio, el mercado también tiene un comedor y en una de las calles, hay señoras vendiendo ropa americana usada desde 1 Bs. Es también donde se encuentran algunos restaurants de comida casera, ‘La Pizzería’ y donde encuentran los que son para mi, los mejores zonzos y arepas del pueblo. Oh, además es el punto de mototaxis de Samaipata.

Coordenadas: -18.180805, -63.874511
Costo: Con unos 50 Bs es posible comprar lo básico para cocinar dos días (Para una persona).
Recomendaciones: Por la comida, suelen haber muchos perritos sueltos por la zona. No les tengás miedo, muchos de ellos tienen dueños.

4. FUERTE DE SAMAIPATA

Este punto lo dividiré en dos. El Fuerte en sí y la fiesta anual que se realiza allí.

El Sitio Arqueológico Fuerte de Samaipata es un antiguo centro ceremonial y administrativo de la época prehispánica. Desde el 1998 este lugar es parte de la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO. A su vez, es considerado el centro de arquitectura rupestre más grande del mundo, lo que cada año atrae más y más turistas e investigadores.

Digo investigadores porque para la fiesta que luego explicaré, llegan bastantes científicos a hablar del origen cultural de esta piedra, por lo que aun es un espacio en investigación. Además de ellos, es comúnmente visitado por visitantes nacionales y universitarios. El lugar tiene diferentes estructuras de madera para poder ver la magnitud del espacio sin acercarse lo suficiente y senderos marcados para continuar con el camino.

El centro ceremonial tiene distintas representaciones de felinos, aves, osos y serpientes, que según la biología aun se discute si son animales de oriente u occidente. La otra zona, el espacio administrativo tiene otro tipo de estructuras más comunes, el lugar donde se ubicaría la plaza, un mercado y otros espacios de una comunidad. Si querés darle una visita virtual, la Marca Santa Cruz te ofrece una experiencia 360º en su página web.

AÑO NUEVO INDÍGENA

El año nuevo 5.525 (5.526 este 2018) de las culturas andinas y amazónicas de nuestro país se festeja en distintos lugares del país. Samaipata es uno de estos lugares y fui testigo de su celebración. El Inti Raymi que en Quechua significa ‘Fiesta del Sol’ y Lucero del Alba, la celebración de lectura de estrellas de las culturas de las ‘tierras bajas’. Ambas fiestas son celebradas en conjunto, en la denominada la noche más larga del año, por el recibimiento al Solsticio de Invierno.

Llegamos al lugar después de haber pagado 10 Bs a un minibus para que nos lleve desde la plaza y pagamos 15 Bs para entrar a la ceremonia. La noche la gente la pasa en carpas, bailando en el escenario principal o rodeados de la gran fogata que hacen en el lugar. Hay muchos carros para comprar comida y la música suena toda la noche.

Los actos de presentación al lugar y al tipo de ceremonia tuvieron su tinte político y la organización del evento deja mucho para reflexionar. La ceremonia con chamanes y el recibimiento del nuevo sol fueron magníficos. Después de una larga noche de frío, recibir ese sol es reconfortante y si capaz le ponen un poco de fé al asunto, las cosas se pueden poner muy lindas.

Coordenadas: -18.178487, -63.819448
Costo: Extranjeros 50 Bs, Nacionales 25 Bs, Universitarios Nacionales 10 Bs, Escolares Nacionales 5 Bs, Residentes de Samaipata 5 Bs, Guías de Sitio, 5 Bs. Horario de Atención de 8:30 a 16:30 de Lunes a Domingo. Transporte privado unos 30 Bs y en un minibus o un vehículo compartido puede costar 10 Bs por persona.
Recomendaciones: Llevar agua, protector solar, repelente de insectos y ropa cómoda. Es un lugar para visitar en media jornada, por lo que no es necesario llevar comida si es que vas a regresar a Samaipata. Hay parqueo para vehículos.

5. LA PAJCHA

Hay un pequeño paraíso a 45 km del pueblo, en medio de la nada. La Pajcha (de Samaipata) es una cascada de agua con su pequeña playa natural en medio de rocas, musgo y un espacio apto para acampar.

El lugar es testigo de atardeceres llenos de cantos de parabas, un intenso sol anaranjado y noches tranquilas (según dicen quienes han acampado allí). Este sitio es un verdadero Edén alejado de toda señal de telefonía, electricidad y conexión con el mundo exterior.

A pesar que el acceso al lugar es un poco complejo, vale la pena llegar a sentir el agua cristalina, arena blanca, helechos y una imponente cascada de unos 30 metros de altura que hacen de este lugar una verdadera trampa en Samaipata.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Coordenadas: -18.401921, -63.821553
Costo: El acceso al lugar es gratuito, aunque suele haber un cuidante que de alguna forma busca que le reconozcan su trabajo. Un taxi te lleva pagando arriba de 100 Bs. Algunas agencias te llevan en grupos por un costo más elevado.
Recomendaciones: Si vas a acampar, lleva todo lo necesario para ello. El lugar no tiene ni electricidad ni señal de telefonía. Ropa de baño y ganas de dejar lo más limpio posible el lugar.

6. VIVEROS

Por el perfecto clima de Samaipata, es el lugar adecuado para conservar miles de especies de plantas. El pueblo tiene distintos viveros llenos de orquídeas, cactus, suculentas, helechos, plantas de café y frutales, además de plantas florales.

Es más, yendo a conocer los diferentes viveros, me topé con Marcy. Ella es una de las campeonas nacionales de orquídeas en Bolivia y tuve el honor de ser recibido en su vivero. Su historia la contaré en otro post con más detenimiento.

El costo de las plantas es muy bajo, por lo que es un lugar perfecto para comprar algunas plantas para tu jardín, empezar tu espacio natural en casa o incluso para aprender su cuidado. Algunos lugares aceptan voluntarios para el cuidar de ellas.

Coordenadas: -18.178552, -63.872391
Costo: Las plantas pueden costar desde 5 Bs. algunos tipos de suculenta hasta el monto que desee comprar.
Recomendaciones: Algunos viveros tienen su espacio de conservación en el que prefieren que no toqués las plantas. Cumplí las reglas.

7. REFUGIO DE FAUNA SILVESTRE

Conocido también como ‘El Zoológico’, el Refugio de Fauna Silvestre Jacha Inti es el proyecto de vida de una familia suiza que decidió vivir en Samaipata hace unos 15 años. El lugar es sin fines de lucro y se sostienen por la venta de entradas, artesanías, hospedaje y por los cientos de voluntarios de todo el mundo que se han dado paso por el lugar.

Llegar al lugar y saber que los animales son dueños del espacio, me dio un poco de miedo (qué irónica es la vida). Los monos saltaban por todas partes, el chanchito del monte se frotaba la cabeza en mi pierna como un perrito, un tejón de 3 patas andaba de lo más contento en búsqueda de su comida, mientras que al fondo un gatito observaba como sus amigos saltaban como locos.

Las personas pueden interactuar con los animales del refugio, a pesar que hay algunos en jaulas. Me tocó estar en el lugar cuando les daban la comida de la tarde y fue magnífico ver como todos corrían y cantaban por el alimento. Eso sin dejar atrás la dedicación y amor que pude percibir de los voluntarios que hacen de este lugar otra trampita para quedarse más tiempo en Samaipata.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Coordenadas: -18.197346, -63.879666
Costo: Adultos 20 Bs. Menores 10 bs. Un taxi desde la plaza cuesta 20 Bolivianos hasta el Refugio, sea 1 o 4 personas.
Recomendaciones: Entrar al lugar con la menor cantidad de accesorios y objetos pequeños posibles. Un niño entró al lugar con un chupete, un monito se lo quitó y los voluntarios quedaron haciendo malabares para quitarle el chupete al travieso. Respete las normas y sobretodo a los animales sueltos.

8. BOSQUE DE LOS HELECHOS

Como uno de los espacios del Área de Manejo Integrado del Parque Nacional Amboró, el Bosque de los Helechos es una reserva de helechos gigantes que llegan a tener hasta 15 metros de altura. Según nos explicaban, los helechos son el antepasado de los árboles y existían en la época de los dinosaurios.

El lugar era sacado de una película, una mezcla de Jurassic Park con Alice in Wonderland, ¿te imaginás? Los helechos son tan altos, los colores, formas y aromas que hay dentro son fantásticos. Había bastante humedad, frío a ratos, calor en otros. Rocas con moho, orquídeas, plantas medicinales, frutos silvestres, pequeñas aves y hasta cóndores.

Las 5 horas de trekking las sentí pasar muy rápido para todo lo que había para ver. Yo estaba extasiado de tanta maravilla natural en medio de la nada. Si bien ya había escuchado de este bosque, es la primera vez que entro y volvería varias veces más. Es más, hay un espacio para hacer camping donde según nuestro guía, la noche se vuelve un espectacular escenario de curucusí (luciérnagas) a la luz de la luna. Dan ganas de volver. 8va trampa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Coordenadas: -18.110685,-63.874175
Costo: 150 Bs me parece un buen precio para este recorrido con un guía y transporte de y hasta la entrada. Ojo, éramos 5 personas. Con menos personas el precio aumenta. El costo incluía el costo de entrada al parque.
Recomendaciones: Botas o zapatos impermeables y con buena trilla. El lugar tiene bastantes lugares con agua o barro y llevar zapatos que absorban agua o que tengan una pisada lisa podrían dificultar tu visita. En ciertos lugares hace mucho calor y en otros mucho frío, llevar abrigo. Dependiendo del tour, hay paradas para comer el almuerzo o un snack para continuar. Llevar lo necesario para comer y guardar su basura. Cuidado con tocar algunas plantas.


No creas que con esto se acaba, pasa que a mi se me acabó el tiempo. Hay mucho más por ver en Samaipata. Desde experiencias espirituales en sus centros holísticos hasta lugares con las mejores vistas de cerros verdes llenos de vida animal. Además de ello, el significado cultural del lugar y su representación de unión de culturas, hace que Samaipata tenga una energía que te hace sentir tan cómodo que te atrapa.

Si no la conocés, no perdás más el tiempo. Si ya lo hiciste, te animo a explorarla más allá de lo que conocés. Además, es uno de los destinos recomendados por Marca Santa Cruz  y cuenta con excelentes comentarios en TripAdvisor.

Para finalizar te dejo dos opciones de hospedaje en Samaipata:

Finca La Víspera

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

www.lavispera.org
Para hacer reservaciones o preguntas: [email protected]
Teléfono: +591 (3) 944 6082
Celular: +591 72123636

Yvy Casa Hotel

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

alexfergo.wixsite.com/hotelivy
Para hacer reservaciones o preguntas: [email protected]
Celular: +591 72170754

 

¿Crees que faltan datos? No dudes en dejar tu comentario en el post para poder responder, corregir o aumentar información a este destino.