Browsing Tag

santa cruz

Bolivia

Donde nace la cruceñidad, San José de Chiquitos.

A pesar que yo ya conocía San José de Chiquitos, no logré conocerla como en esta visita, en la que me aventuré a entender y explorar esta tierra colorada donde nace la cruceñidad bajo el cielo más puro de América.

DATOS GENERALES

El pueblo fue fundado el 1698 por los jesuitas que llegaron a la zona en aquella época teniendo habitantes jesuitas, Penoquiquias, Ramanukas, Piokokaxh, jamarós y los piñocas. ‘San José’ viene del santo patrono y ‘Chiquitos’ porque los españoles se referían a los indígenas de la zona como chiquitos por su baja estatura. Es generalmente llamada San José, siendo la capital de la provincia Chiquitos en el Departamento de Santa Cruz en Bolivia.

Es un pueblo orgulloso de su cultura, la mantiene viva a pesar de la globalización y están en constante proceso de modernización y aprendizaje de técnicas para promover la cultura chiquitana a través de herramientas que les ha les ha proveído la globalización y el apoyo de instituciones para el desarrollo cultural de la zona.

¿Cómo llegar?

Hay 4 formas de llegar a San José: vehículo propio, bus, tren y avioneta. Con vehículo propio solo deberías seguir el mapa de las coordenadas que te dejo más abajo. Para ir en bus, las opciones salen desde la Terminal Bimodal de Santa Cruz desde las 6 de la mañana con un costo de 60 Bolivianos. Por tren (que es la fantástica opción que yo tomé) que sale desde la misma Terminal Bimodal en horarios y días específicos: Lunes, Miércoles y Viernes a las 13:20 con un costo de 45 Bs en el Expreso Oriental (Super Pullman) y los Martes, Jueves y Domingo a las 18:00 por 120 Bs en el Ferrobús.

Yo viaje en ambos, los dos con aire acondicionado pero el Ferrobús tiene asientos mucho más grandes y solo 2 vagones. La última opción es por avioneta privada que salen desde el Aeropuerto El Trompillo.

Coordenadas

-17.833187, -60.750018

Servicios

En San José hay hoteles, hostales y residenciales para escoger. Mercado, restaurantes, taxi y mototaxi. Atención en Salud, Museos, Banco Unión, Banco Fassil y EcoFuturo, además de tiendas de artesanías de tejidos y tallados.

 

PLAZA PRINCIPAL

Ya es de conocimiento de muchos que las plazas son un punto de referencia en el turismo convencional. La plaza de San José de Chiquitos tiene la particularidad de ser amplia, limpia y segura. Durante la primavera es de lo más lindo poder ver las flores caer de los toborochis o del arbol de algodón. Literal, llueven flores.

Coordenadas: -17.845520, -60.742741
Costo: La plaza está rodeada de heladerías y algunos restaurantes. Para algún helado 10 Bs, para comer, desde 20 hasta 60 Bs.
Recomendaciones: El atardecer o el amanecer en la plaza es precioso, la gente del pueblo se encuentra en la plaza, los colores del conjunto misional resaltan en un naranja muy vívido y los loritos, parabas y tucanes se pasean por el cielo.

 

CALLES DE SAN JOSÉ

Darle vueltas al pueblo a pie para mi se convirtió en una actividad de relax. Caminar con la cámara colgando en el cuello y no sentir el más mínimo miedo de que me la roben fue de lo más liberador.

A veces hay que saber decodificar las formas de explicar direcciones de algunas personas del pueblo. ‘Allá donde está el ejte’ o ‘Del canchón 3 cuadras más abajo’ son formas de expresar direcciones bastante comunes. Un tipejo que se guía por Google Maps como yo, tal vez le tome unos cuantos minutos entender un poco las ubicaciones. Pero es fácil llegar a todas partes.

Hay muchas casitas de barro pintorescas. En cada calle alguien ofrece algo para vender, a costos muy muuuuy accesibles.

Coordenadas: Específicamente ninguna.
Costo: Está bueno salir con algunas monedas en el bolsillo para comprar algún bolo de leche, algún vaso de chicha o mocochinchi.
Recomendaciones: Si te vas a explorar las calles y encontrás a alguien que vende algo o si alguien te saluda, respondé con amabilidad y con la misma sonrisa. Este es un pueblo donde la hospitalidad es más que una ley, es una forma de vida.

PARQUE ECOLÓGICO PAUROCA

Este rinconcito se volvió mi lugar de inspiración. El Parque Ecológico Pauroca tiene una laguna (o curichi) con un lindo paseo iluminado alrededor. Fui testigo de amaneceres y atardeceres en este lugar. Es más en esos atardeceres conocí algunas pequeñas que salían del colegio a distraerse un rato en el parque.

De fondo se ve el Cerro Turubó al que no logré ir porque me doblé el pie. Así que con mi ‘limitación’ aventurera, me fui a deleitar unas varias veces de las postales que quedaban registradas en mis ojos desde el parque.

Coordenadas: -17.844540, -60.746678
Costo: Gratuito
Recomendaciones: Es perfecto para visitar por el día, en la noche hay muchos mosquitos. Si aún así te animás a ir, ponete repelente.

CASA DE BASTÓN

La Casa de Bastón es el lugar donde se reúne el cabildo indígena chiquitano para organizarse como comunidad. Además el lugar tiene elementos como vestimenta, escudos y lanzas que usaban los chiquitanos en la época de la conquista.

Al ser un lugar de reuniones, no tiene demasiada información o ‘atractivo’ más allá de las cosas que hay colgadas en las paredes. Lo decidí incluir como un destino para aquellos interesados en saber un poco más de la cultura chiquitana. Abajo les dejo datos.

Coordenadas: -17.847719, -60.742398
Costo: Ninguno
Recomendaciones: Si sos un/una curiosillx y querés saber acerca de la finalidad del Cabildo Indígena de San José en la misma Casa de Bastón pregunta por Ernesto Barba ‘El Pachán’ quien lidera el lugar.

ESCUELA DE MÚSICA

Ok. Este es probablemente el lugar que más me descolocó en San José. No tenía idea que en el pueblo había una escuela de música. Claro que sabía que en los pueblos de la chiquitanía hay orquestas de música barroca, pero en mis anteriores visitas ellos aprendían y tocaban en salones de la iglesia.

Ir caminando por la calle y escuchar el intenso sonido de violines me hizo afinar el oído y olvidarme del mapa digital para guiarme hacia este lugar celestial. La Escuela de Música de San José de Chiquitos tiene a niños desde los 5 años aprendiendo a reproducir su cultura a través de la música.

Los ensayos a los que asistí me dejaron con la boca re-abierta. Los niños son unos capos totales. Básicamente tuve conciertos gratis por el tiempo que iba a verlos tocar. Yo no sé tocar ningún instrumento y estas criaturitas ya parecían preparados para irse a dar giras por el mundo. Magia, color y arte…imperdible.

Coordenadas: -17.846910, -60.744667
Costo:  Ninguno
Recomendaciones: La escuela abre de 15:00 a 21:00 con clases para niños desde los 5 años en adelante. De Lunes a Viernes es posible ir a espiar desde la ventana un verdadero espectáculo musical con talentosísimos niños y jóvenes haciéndole honores a la música barroca.

 

CONJUNTO MISIONAL DE SAN JOSÉ

El ícono del pueblo. La tremenda iglesia que va variando de colores con la posición del sol. Esta iglesia es la más diferente de todas las que componen el circuito de las Misiones Jesuíticas. No tiene grandes columnas talladas de madera ni las tradicionales pinturas características de este circuito turístico. Esto debido a que en el bosque seco chiquitano no existían árboles tan altos para hacer las columnas de madera que hay en las otras iglesias.

Los misioneros de la zona utilizaron piedra laja y cal para construir esta iglesia que es parte del Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad (UNESCO 1990). Además de la Iglesia, tiene el campanario al que tuve la oportunidad de subir por 3ra vez (gracias a don Marcelino)

La otra parte interesante del Conjunto es el Museo. Este museo contiene historia, arte y un minucioso trabajo de recuperación y restauración de metros de meeeetros de pinturas que cuentan la historia de la colonización española a los chiquitanos. Se supone que en este lugar antes dormían los misioneros jesuítas.

Hablando de españoles, la Reina Sofía de España visitó este lugar hace uju. Pero yo visité el museo con el Embajador de España en Bolivia, Don Enrique Ojeda quienes estuvieron en el pueblo como invitados para el Posoka Gourmet. Ahí el y la comitiva que vino con el estuvieron atentos a las historias que los josesanos tenían para contar. Este lugar es un total MUST al visitar San José de Chiquitos.

Coordenadas: 
Costo: 
Recomendaciones: 

SITIO ARQUELÓGICO SANTA CRUZ LA VIEJA

Dicen que gran parte de los españoles que llegaron a esta zona del mundo se murieron por la cantidad desorbitante de mosquitos sedientos por el lugar. También dicen que a eso del atardecer fue que fundaron Santa Cruz un 24 de Septiembre del 1561 imponiendo la Santa Cruz en esa loma. Lo cierto es que el tema de los mosquitos no ha cambiado, son MUTANTES.

El sitio arqueológico Santa Cruz la vieja está a unos 5 minutos en moto desde el centro de San José. La entrada es gratuita y el paseo es básicamente autoguiado. No hay mucho que ver más allá de las 3 cruces de la fundación, la estatua de Ñuflo de Cháves y unos cuantos restos de las estructuras originales donde se supone que estaban creando la nueva ciudad de Santa Cruz de la Sierra (en honor a la ciudad de nacimiento de don Ñuflo en Spain)

Hay varios letreros de información explicando las manzanas y construcciones que habían en cada sector. Todos exclusivamente en español.

Coordenadas: 
Costo: 
Recomendaciones: 

MIRADOR DE ÑUFLO

View this post on Instagram

🇧🇴🇬🇧⬇️ El segundo destino de nuestro día, fue el Mirador de Ñuflo. Como nuestros mototaxistas nos llevaban, se sentía muy rápida la llegada desde Santa Cruz la Vieja hasta ahi. Yo tenía muchas ganas de regresar, ya que lo había conocido años antes en una noche de lluvia de estrellas. Desde Santa Cruz la Vieja hasta El Mirador de Ñuflo, son 3,5km aproximadamente. Unos 10 minutos máaaaximo en auto, probablemente nosotros que íbamos en moto llegamos en 5. El lugar es el asiento perfecto para ver el majestuoso escenario del bosque seco chiquitano, además de quedar justo frente al pueblo. ————————————— The second stop of our day was El Mirador de Ñuflo. We were going in a moto-taxi, so the distance was short. I wanted to come back so badly, because when I met the place years ago, I had a beautiful experience with a shooting stars. From Santa Cruz La Vieja to Mirador de Ñuflo, its 3.5km aprox. About 10 minutes by car, but we were in a motorcycle so maybe it was 5 minutes. The place is the perfect seat to see the wonderful dry forest of chiquitos, besides, the place is in front of the town.

A post shared by Gus. (@elhadopropicio) on

Siguiendo la ruta, la siguiente parada sería el Mirador de Ñuflo. Claramente el nombre va en honor al fundador de Santa Cruz y capaz se haya ido el señor a este lugar a observar la tremenda vista que hay desde este pedazo de la serranía Riquió.

Como mi amiga María de España me acompañaba, aprovechamos para sacarnos unas fotillos en el lugar mientras el sol iba subiendo de a poco y nos cocinabamos. No tengo fotos de la vista nocturna pero ahí la cosa cambia totalmente.

Al ser un pueblo pequeño y con poca luz a comparación de la ciudad, el cielo se puede ver muchísimo más claro y las estrellas se vuelven un espectaculo que es testigo de amores casi todo el año. Los jóvenes aprovechan para ir a darle rienda suelta a la aguilillura característica de los chiquitanos, aunque algunos dejan un poco de basura en el lugar (MAL CHICOS ¡MAL!)

 

VALLE DE LA LUNA

La última parada de nuestra excursión a las afueras del pueblo. Nuestros mototaxistas felices de ganar un poco más de plata porque les pagamos por hora. La llegada al Valle de la Luna ya se sentía mas densa porque llegamos alrededor de las 11 de la mañana.

A pesar del calor, no dejamos de disfrutar TREMENDO paisaje que nos rodeaba. Una cosa que mezclaba piedras grises con verde, flores y conciertos de aves cantando por todas partes. La luna se llenó de naturaleza y tenía que estar en el oriente boliviano.

Aquí es donde finaliza la romería de la Virgen de la Asunta, una festividad católica importante para los chiquitanos.

 

ESCUELA TALLER DE LA CHIQUITANÍA

Más que un destino turístico, creo que es un destino de experiencia. La Escuela Taller de la Chiquitanía de San José es un pequeño núcleo de información para el estudio, conservación, difusión y educación de las habilidades de nuestros hermanos chiquitanos.

Cuando los visité tenían las carreras de Gastronomía y Carpintería. Ambas fundamentales para entender un poco los orígenes de la cultura chiquitana y cruceña. Los estudiantes de Gastronomía aprenden a hacer las distintas masas típicas tradicionales de Santa Cruz, así como los platos típicos como el majadito. Los chicos de carpintería son unos capos en tallado y saben utilizar los diferentes tipos de madera para el fin necesario.

Darles una visita te va a acercar a tus raíces si es que sos (o te identificas) con la cultura camba y si no, te va a enseñar una parte muy linda de esta cultura boliviana.

 

 

FESTIVAL POSOKA GOURMET

Con el lema de ‘Turismo de los Sentidos’ el Festival Gastronómico Posoka Gourmet es una fiesta de tres días donde los visitantes están invitados a ir con ropa ancha, pantalones sin tanto ajuste en la cintura y ganas de probar y probar comida todo el tiempo.

La gente del pueblo se reúne en la plaza. Los restaurantes, hoteles, productores, la señora de la venta y más, son los protagonistas y encargados de llevar hacia tu boca la magia de la historia a través del olfato, el gusto, las texturas, la vista y el sonido de las brasas.

 

Hotel Propicio – La Casa de Mamá

Bolivia

No es Japón, es San Juan de Yapacaní en Bolivia.

Este viaje que casi no sucede fue una total prueba para mi. Esto de empezar a filmar y hablarle a la cámara es algo nuevo para mi y a pesar que sigo tratando de encontrar la forma de hacerlo de la mejor manera, pasaron cosas en el camino que fueron dificultando el proceso. Aun así, no dejaré de escribirles los datos concretos para que puedan llegar a cada destino usual e inusual. Aquí les va esta pequeña Japón en Bolivia.

DATOS GENERALES

La colonia Japonesa San Juan de Yapacaní y a su vez municipio agrícola, se encuentra a 124 km. al noroeste de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra en la provincia Ichilo. Es colonia debido a la inmigración de japoneses a partir de 1955, que con unas 80 personas iniciaron la población del lugar hasta tener las más de 200 familias que tienen actualmente.

Este municipio agrícola produce soya, arroz, cítricos, macadamia (siii, MACADAMIA) y son grandes productores de gallina ponedora y pollo para consumo masivo.

¿Cómo llegar?
Desde Santa Cruz de la Sierra salen trufis y minibuses que salen a la colonia desde la zona de la ex-terminal todos los días. En caso de no encontrar transporte directo, hay transporte que llega a Santa Fe de Yapacaní y en este pueblo hay autos que te llevan hasta San Juan. El costo desde Santa Cruz a San Juan es de 40 Bs.

Coordenadas:
-17.293093, -63.845718

Servicios:
Pudimos ver 2 alojamientos y supimos de un Hotel-Cabaña Campestre llamado Quinta Las Pozas. En el mercado municipal hay almuerzos y por el pueblo es posible encontrar algunos restaurantes y tiendas para comprar snacks. Hay postas sanitarias, Banco y cajero automático del Banco Mercantil Santa Cruz y un surtidor a la entrada del pueblo.

PLAZA PRINCIPAL

Su plaza principal tiene forma de rombo y los colores que predominan en el lugar son el amarillo y verde, como su bandera. Hay estatuas en honor a los líderes de la zona e incluso un viejo reloj muy pintoresco. En uno de sus costados está la iglesia principal que también es amarilla.

Coordenadas: -17.291668, -63.847018
Recomendaciones: NO BOTAR BASURA

CENTRO BOLIVIANO JAPONÉS

El Centro Boliviano Japonés es el lugar donde se realiza la Feria Exposición, donde los colonos japoneses muestran los resultados de la buena cosecha al público. No pudimos llegar a la feria por el incidente con el auto, pero si pudimos probar algunos bocaditos que tenían para ofrecer fuera de la feria. Este 2017 la feria se desarrolló desde las 14:00 hasta las 17:00. Yo no sabía el horario pero se los dejo como referencia para que puedan armar su proximo viaje a SJY.

Coordenadas: -17.292102, -63.846155
Recomendaciones: Es una excelente oportunidad para probar nuevos sabores como el dulce de frejol y el lakio, que es una especie de mezcla entre ajo y cebolla. Lleven dinero de más para aprovechar comprando nuevos sabores.

CEMENTERIO JAPONÉS

El Cementerio queda a las afueras del pueblo, a unos 10 minutos en auto. Si bien la visita a los cementerios debe estar cargada de respeto, los japoneses no perciben la muerte como algo terrible y su visita a este lugar se hace con buen ánimo y buenos recuerdos.

Coordenadas: -17.347320, -63.84168
Recomendaciones: No vamos a los cementerios a hacer fotos cualquiera, respeto ante todo.

BON ODORI

La fiesta del Bon Odori se realiza el mes de Agosto en San Juan de Yapacaní. No hay mucha información de la fiesta más de la que pueden dar unos pocos medios que le hacen cobertura y alguna página de Facebook que informa la fecha y punto. Esta fiesta es la celebración de la venida de los espíritus de los ancestros a la tierra. Se cree que el mejor momento para este encuentro entre la vida y la muerte es de noche, por lo que la fiesta sucede en este tiempo. En la celebración se baila alrededor de una torre, siguiendo pasos específicos, música y el sonido de los tradicionales tambores taiko.

Coordenadas: -17.292697, -63.846059
Costo: Es posible comer desde postres y comida salada desde 10 bolivianos en adelante. La entrada a la fiesta es gratuita y abierta al público.
Recomendaciones: La fiesta se celebra con un espíritu alegre y todos estan invitados a bailar. Es una linda experiencia para recordar y unirse a la fiesta. Animate 🙂

 

 

Historias

Marcy y las orquídeas curativas de Samaipata.

Después de una mañana de fallidos intentos para llegar a un centro de medicina alternativa, el destino me mandó a una lugar que al parecer era mi obligación conocer. En plena esquina de la calle Camarapa entre Sucre y Bolivar de Samaipata, me encontré con el vivero Oskar. Lugar donde se desenvuelve una de las historias naturales y de energía más bonitas que he tenido en este año.

Desde fuera se ve una gran cantidad de plantas, pero no es hasta que entrás que sentís su verdadera presencia. Y ojo, cuando hablo de presencia no me refiero a su existencia física, estas plantas son especiales, ellas saben que llegó alguien de visita.

De una pequeña casita sale una mujer con una amplia sonrisa y una luz única. Marcy tenía las manos con tierra y uñas cortas. Sobre todo, tenía una historia que contar y ahí estaba yo para escucharla.

Mientras dábamos vueltas por un mar de orquídeas, me fue explicando una pequeña parte de sus 18 años de experiencia cultivándolas. Algunas de ellas están a su lado desde el inicio, otras con 10 u 8 años y otras que le llegan semanalmente de rescatadores de orquídeas y de regalo.

Al escucharla hablar de sus plantas solo se puede sentir pasión. Yo no se mucho de plantas, es más no tenía idea que me hablaba en un 90% de mi tiempo ahí. Pero ella se hizo entender y despertó en mi un rinconcito ecologista que creo que todos deberíamos tener activado.

Habían orquídeas en TODAS PARTES y no exagero. Las raíces de estas maravillosas plantitas estaban adheridas a cucharas de palo, sillas, troncos de helecho, semillas de pino, macetas viejas, canastas de cumpleaños y cientos de pedazos de ‘algo’ que funcionan para el cultivo de orquídeas.

Se disculpó conmigo en reiteradas ocasiones por recibirme con el vivero descuidado. Está en planes de remodelar el lugar para hacerlo un atractivo turístico más en Samaipata. Yo no sentí nada descuidado el lugar, solo sentía una energía inexplicable que venía de una montonera de plantas.

Marcy Montenegro, ha pasado por distintos desafíos en su vida para llegar a ser básicamente la reina de las orquídeas en el pueblo, el departamento y el país. Así es, ella ha sido campeona departamental y nacional de orquídeas dándole orgullos a su municipio, quien ha sabido reconocer su esfuerzo y dedicación.

Para su familia puede que sea un poco complejo entender su pasión por esta actividad, pero ella tiene una convicción y seguridad de que lo que está haciendo es por el bien de ella, su familia y el de todos. Tal es su preocupación con el medio ambiente que cuando me dijo la siguiente frase, quedé inmóvil.

»Cuando se acaben las orquídeas y las abejas, nos tenemos que preocupar»

Después del silencio, tuve que preguntar porqué. Me explicó que las orquídeas son reguladoras de humedad, purifican el ambiente y ayudan a la polinización de flores de orquídea. Además, su presencia reduce los fuertes vientos. Las abejas cada vez huyen más de las ciudades por las antenas y que su presencia en la naturaleza es fundamental para cumplir ciertos ciclos naturales.

Con su propia experiencia siendo samaipatense, me manifestó su preocupación por el calentamiento global. ‘‘Antes no llegábamos a menos de 6 grados, ahora hay heladas en Samaipata, estamos destruyendo al planeta y mi forma de ayudar es cuidando a estas plantas»

Por otra parte, Marcy es madrina de recuperación de helechos y orquídeas cuando hay casos de deforestación. Me deja muy muy claro que ella NO VENDE ninguna de sus orquídeas porque considera que solo ella las puede cuidar con tanto cariño. Aun así, tiene un grupo de cultivadores de orquídeas en Bolivia. Allí comparten experiencias y se cuestionan sobre apariciones de nuevas especies.

Para sustentar el vivero, Marcy vende otro tipo de plantas, entre cactus, suculentas, bonsai, plantas de cítricos, café y flores. Sus más de 370 especies de orquídeas, son suyas.

Ansía dejar un linaje de información para las nuevas generaciones y que estas sepan la importancia de las orquídeas para el ecosistema. Eso si, les deja claro que este es un sacrificio hasta familiar y que muchas veces ni la misma familia logra entender la importancia del trabajo que está realizando.

Finalizando, compartió conmigo algo que hizo que tenga aun más amor a las orquídeas. Marcy tiene una plena convicción que las orquídeas le curaron el cáncer. En su momento, fue diagnosticada y recibió las cirugías y tratamientos correspondientes, pero su médico le dijo que su recuperación fue muy rápida y un tanto inexplicable.

»Ni mi marido ni el médico entendían porqué mi recuperación fue tan rápida, yo estoy segura que mis orquídeas me curaron del cáncer»

Convencida del poder de las orquídeas, les da el mérito a sus hijas que le devolvieron el favor de mantenerla con vida. Esto pareciera una simbiosis para la supervivencia. Y ¿Saben qué? Yo le creo al 100%

Ha recibido en el vivero personas con deseos de sanarse y que le han pedido permiso para pasar más tiempo rodeado de las orquídeas. Al final, muchos van buscando las alternativas necesarias para salvar sus vidas de enfermedades o de vacíos que nos deja nuestra existencia. Marcy con gusto, atiende a quienes desean sanarse, ya que sabe que sus hijas tienen el poder de hacerlo.

Llegamos a la conclusión de que ambos estamos locos y por eso nos llevamos bien, cada cual creyendo fielmente en lo suyo y arriesgando lo necesario. Logramos congeniar tan bien que volví al otro día y al tercero también. 

Mis días en Samaipata habían terminado. Hice mi respectiva firma de visitas en un libro de firmas con mensajes en todo tipo de idiomas. Prometí avisar antes de regresar para que nos tomemos un café en compañía de sus cientos de hijas que estoy seguro que también extrañaré.

¡Hasta pronto Marcy!

PD: Marcy busca ayuda para llegar a Guayaquil (Ecuador) y representar a Bolivia en el World Orchid Conference (Conferencia Mundial de Orquídeas) en Noviembre. Quienes deseen aportar a la causa, a comprarle plantas o contactarse con ella para tener una visita en el Vivero OsKar en Samaipata pueden contactarse con ella al número (+591) 77062938 y al correo [email protected]

Recursos y Tips

Finca La Víspera, una experiencia orgánica de comodidad, olores y sabores.

Hay rincones que coquetean con tus sentidos cuando simplemente te los mencionan. Surgió el nombre de Finca La Víspera como posible lugar de hospedaje en Samaipata. A mi se me activó el 3er, 4to, 5to ojo, todos los chakras saltaron y hasta el 9no sentido me decía que debía hacer lo posible por quedarme allí.

Ya había visitado el lugar previamente en una tarde muy ágil. Solo pude comer un sandwich y una taza de té cítrico. No estuve más de 1 hora, pero bien recuerdo que siempre tuve la voluntad de regresar. Esta vez, fue esa oportunidad de hacer la voluntad una realidad.


HOSPEDAJE

Más o menos a las 13:30 llegué a Samaipata. Me fui con las dos mochilas encima caminando unos 17 minutos desde la plaza hasta La Víspera. Un poco del frío común en invierno en el lugar. Yo llego todo emocionado. Un grupo de perritos me ladran y entramos en confianza al instante. Me recibe una de las chicas que trabaja en el lugar y me entrega la llave de mi habitación en El Mirador.

La planta baja del lugar fue mía. La habitación con dos camas que daban directamente a un paisaje entre montañas espectacular. A ello se le suma un delicioso aroma de flores naturales que decoraban la mesita donde estaba el reglamento y el menú del Café Jardín. Una cocina con todo equipado: agua, calefón, heladera, además de una hamaca que me propuse a utilizar en los días de mi estadía.

El Mirador también tiene un espacio con una pequeña parrilla y un asiento de cemento que acompañado de una maceta llena de suculentas. A mi la cara no se me borraba de felicidad. Para mi era un lujo.

Despertar temprano para estar a tiempo para el desayuno no fue mucho problema. A las 7 de la mañana el intenso aroma a lavanda invadía la habitación. La mágica energía de Samaipata no me hacían sentir el frío de invierno. Luego de una ducha de agua caliente, me voy a disfrutar del desayuno.

CAFÉ JARDÍN – DESAYUNO

Ya tenía un buen presentimiento por la pasada experiencia comiendo en el lugar. Pero creéme, volví para que me sigan sorprendiendo. El pan integral es hecho una vez por semana por las chicas y el jugo de naranja de mi primer desayuno es resultado de la cosecha de la finca.

Una deliciosa mermelada de mora, un revuelto de huevos con queso, mantequilla y café con leche fueron mis energizantes de mi primera jornada en Samaipata. El segundo día decidí variar por pan blanco, jugo de aloe vera y una infusión de cítricos llamada ‘Sol de Atardecer’. El lugar es el espacio común donde hay juegos para niños y adultos, wi-fi, libros e información turística.

HUERTA Y HERBOLARIO

Me metí entre la huerta a sentir los olores y diferentes texturas de las verduras. La verdad esto de ser vegetariano me ha enseñado mucho pero aun así no soy un experto en vegetales. Lo bueno de esto es que el grupo de trabajadoras de La Víspera eran tan tremenda buena onda conmigo que tuvieron la paciencia de explicarme su forma de cosecha y conserva para hacer condimentos, para la comida de todos los días y para el herbolario.

Nunca había comido tantas flores. En realidad, nunca había comido flores en mi vida. Siempre hay una primera vez ¿no? Sentí sabores dulces, ácidos, salados, fuertes y suaves. Begonia, Pedro Segundo, Jazmín, Flor de Achicora, Rúcula Silvestre, Caléndula y unas cuantas más fueron las que pasaron por mi paladar y que están disponibles para ser degustadas por cualquiera que sea huésped del lugar, además de tener el acceso a la huerta y cocinar con vegetales orgánicos en cualquier momento.

El herbolario tiene una gran cantidad de infusiones, chutneys, mermeladas, condimentos y salsas listos para los pedidos que reciben en La Víspera o para ser adquiridos por cualquiera que visite el lugar. Una bomba de olores y sabores es lo que es este lugar. Eliana me atendió con la mayor amabilidad posible para explicarme el proceso de elaboración y hasta sus productos favoritos. Me sentía en casa.

El Trono

En la parte de atrás de La Víspera vive la pareja de holandeses que fundó el lugar.  Más allá, está el sendero que te lleva a El Trono. Este rinconcito en las alturas lleva el nombre muy bien puesto. Ni tan cerca ni tan lejos de la casa principal, El Trono es un perfecto lugar para compartir en pareja o en solitario. Un asiento de piedra con techo te da la posibilidad de apreciar el paisaje de Samaipata, sentado y con sombra. Aquí estuve una media hora pensando en la nebulosa antes de ir a almorzar.

Esta es la vista exacta desde El Trono. Al lado izquierdo está el pueblo de Samaipata. Abajo se puede ver el Café Jardín.

CAFÉ JARDÍN  – ALMUERZO

La carta es amplia y es realmente un goce poder elegir comida en su gran mayoría vegetariana y orgánica. Tuve la oportunidad de probar dos platos en mi estadía. El Omelet de Verduras viene con una gran variedad de hierbas y verduras frescas, huevo, queso gouda y  chutney de mango. La decoración de flores fue el toque perfecto para darle un excelente sabor. Tremendamente recomendable.

El concepto de comida es Slow Food (comida lenta), ya que las hierbas y flores se seleccionan en el momento para el plato escogido. La preparación es también lenta pero vale cada segundo de la espera. El segundo plato que pude probar al siguiente día fue Pasta con Pesto, que además de tener un excelente sabor, mi compañía fue la huerta, un sol tenue y los sonidos de la naturaleza. Digan o no que esto es un paraíso.

PARQUE NATIVO

Mis días en Finca La Víspera estaban llegando a su fin. Me propuse pasar toda una tarde en el lugar disfrutando la vista, una hamaca y los distintos aromas y flores que hay en sus jardines. Valió cada segundo de mi tiempo.

No llegué a caminar por exactamente el lugar donde se encuentra el Parque Nativo, pero solo bastaba cerrar los ojos y escuchar algunos sonidos de la naturaleza o algunos animales que habitan el lugar. Hay ardillas, iguanas, erizos, zorros y hasta dicen que es posible encontrar venados andinos en el lugar. 😮


Si me piden dar una recomendación, creo que no necesitan más que sentir mi emoción al escribir de este rincón del mundo que tiene un pedazo de mi corazón. Da gusto visitar estos espacios que además de ofrecer hospedaje, te dan la oportunidad de vivir una experiencia responsable, sana y bella. 

Gracias a Eliana, Marcelo  y todo el equipo de Finca La Víspera por hacer de mis días de estadía muy felices y memorables. ¡HASTA PRONTO! <3

Hay distintas cabañas, paquetes de servicios, promociones y más. Para poder tener la mejor información personalizada revisa la nueva página web de Finca La Víspera. Está con la mejor pinta 😉 http://lavispera.org/

Bolivia

Samaipata: 8 razones para llamarla Samaitrampa.

Quienes ya conocen o han oído de este mágico lugar en el Departamento de Santa Cruz, saben de lo maravilloso que puede ser tener unos días en esta zona ‘sub-andinatropical’. Samaipata es una pequeña población en el municipio del mismo nombre, que su traducción del quechua significa ‘descanso en las alturas’.

Ubicada a 120km de Santa Cruz de la Sierra y unos 380 km de Cochabamba, Samaipata es conocida como ‘Samaitrampa’ por muchos de los ahora locales que se quedaron a vivir en este lugar o que optaron por invertir allí. Su suelo es el resultado de ser la mezcla de la última parte del suelo andino y el inicio de la zona de tierras bajas, por lo que en su extensión se puede producir fácilmente mucha vegetación.

El municipio alberga a unas 26 nacionalidades en su territorio y año a año recibe a miles de turistas de todo el mundo para disfrutar de un cielo claro, alimentación y hospedaje muy barato y la naturaleza en todos sus colores.

¿Como llegar?
Desde Santa Cruz de la Sierra el ‘Expreso Samaipata’ sale desde la Av. Omar Chávez esquina Soliz de Holguín. Salen desde temprano en la mañana y el horario es flexible ya que se van mayormente al estar completos de pasajeros.

Costo
Estos minibuses tienen un costo de 30 Bs. por persona, aunque hay otro tipo de servicio en buses y en taxis que varían el costo. Yo recomiendo este servicio de minibus. También hay transfers desde el Aeropuerto Internacional Viru Viru de aproximadamente 50$ que debe ser reservado con previo aviso a alguna agencia.

Servicios
Samaipata tiene una buena recepción de señal para un teléfono celular. Pero hablando de conexión a internet Entel es la mejor telefonía. Algunos bares, Hostales/Hoteles, y restaurants tienen el servicio de Wi-Fi. Hay servicio de mecánicos, escuelas, hospital, un cajero automático (ATM) del Banco Unión, mercado y tiendas de abastecimiento.

1. PLAZA Y ALREDEDORES

Si el minibus no te deja sobre la carretera en el minimercado La Estrella, te va a dejar en plena plaza principal. Este lugar es el punto de reunión en Samaipata y está embellecida con árboles exhuberantes, un reloj solar y distintas piezas de piedra que adornan el lugar. En la misma plaza está la Iglesia ‘Nuestra Señora de la Candelaria, la alcaldía, restaurantes, cafés, tiendas y una farmacia.

Durante el fin de semana quienes llegan de la ciudad suelen estacionar sus vehículos alrededor de la plaza, generando más movimiento. En la semana es mucho más tranquilo y a pesar de tener una luz bastante tenue, es un lugar muy seguro. Los alrededores a la plaza dejan ver las distintas casas antiguas de Samaipata. Muchas de ellas han sido remodeladas pero aun se conserva parte de las casas construidas en base a adobe y gruesas puertas de madera.

Coordenadas: -18.179784, -63.875767
Costo: Ninguno
Recomendaciones: Si vas con amigos y querés pasar rato en la plaza, por favor deposita tu basura en los basureros. Si están llenos o ‘no hay’ guarda la basura con vos. A mantener el pueblo limpio 😉

2. MUSEO ARQUEOLÓGICO

Yo no puedo ir a un lugar y no visitar un museo. En las 3 ocasiones que he visitado este museo, he visto más extranjeros que locales, por lo que asumiré que ellos lo visitan más. Creo importante visitar estos espacios para comprender un poco los asentamientos culturales en la zona y poder así desglosar la historia.

En el museo se exhibe pintura rupestre, cerámica y elementos de las culturas Mojocoya, Yampara y Chané, además de la explicación arqueológica del Fuerte de Samaipata. En cuanto a las cerámicas, me llamó la atención las urnas funerarias que realizaban los Chané para enterrar a los muertos. Con respecto al Fuerte hay bastante información en base a las formas representativas de animales y los lugares donde los ocupantes del fuerte hacían rituales o sus actividades diarias.

Como dato extra, el día que llegué a Samaipata había una serie de charlas para comprender el origen del Fuerte. Habian distintas charlas desde la perspectiva de la biología, geografía, arqueología entre otros. El museo tiene un espacio destinado a dar este tipo de charlas o conferencias en distintos fechas especiales. Esta oportunidad fue antes del Solsticio de Invierno mejor conocido como el Año Nuevo Andino – Amazónico.

Coordenadas: -18.178345, -63.873987
Costo: Extranjeros 5 Bs, Nacionales 4 Bs, Estudiantes escolares 2 Bs. El horario de atención es de 8:00 a 12:00 y de 14:00 a 18:00 de Lunes a Viernes. De 8:00 a 16:00 los Sábados y Domingos.
Recomendaciones: No sacar fotos con Flash.

3. MERCADO

La zona del Mercado de Samaipata es una especie de rincón sagrado en el pueblo. Hacer compras aquí es tan barato comparado a las ciudades de Bolivia que irte con una gran bolsa de verduras no implica mucho dinero.

Además del abastecimiento alimenticio, el mercado también tiene un comedor y en una de las calles, hay señoras vendiendo ropa americana usada desde 1 Bs. Es también donde se encuentran algunos restaurants de comida casera, ‘La Pizzería’ y donde encuentran los que son para mi, los mejores zonzos y arepas del pueblo. Oh, además es el punto de mototaxis de Samaipata.

Coordenadas: -18.180805, -63.874511
Costo: Con unos 50 Bs es posible comprar lo básico para cocinar dos días (Para una persona).
Recomendaciones: Por la comida, suelen haber muchos perritos sueltos por la zona. No les tengás miedo, muchos de ellos tienen dueños.

4. FUERTE DE SAMAIPATA

Este punto lo dividiré en dos. El Fuerte en sí y la fiesta anual que se realiza allí.

El Sitio Arqueológico Fuerte de Samaipata es un antiguo centro ceremonial y administrativo de la época prehispánica. Desde el 1998 este lugar es parte de la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO. A su vez, es considerado el centro de arquitectura rupestre más grande del mundo, lo que cada año atrae más y más turistas e investigadores.

Digo investigadores porque para la fiesta que luego explicaré, llegan bastantes científicos a hablar del origen cultural de esta piedra, por lo que aun es un espacio en investigación. Además de ellos, es comúnmente visitado por visitantes nacionales y universitarios. El lugar tiene diferentes estructuras de madera para poder ver la magnitud del espacio sin acercarse lo suficiente y senderos marcados para continuar con el camino.

El centro ceremonial tiene distintas representaciones de felinos, aves, osos y serpientes, que según la biología aun se discute si son animales de oriente u occidente. La otra zona, el espacio administrativo tiene otro tipo de estructuras más comunes, el lugar donde se ubicaría la plaza, un mercado y otros espacios de una comunidad. Si querés darle una visita virtual, la Marca Santa Cruz te ofrece una experiencia 360º en su página web.

AÑO NUEVO INDÍGENA

El año nuevo 5.525 (5.526 este 2018) de las culturas andinas y amazónicas de nuestro país se festeja en distintos lugares del país. Samaipata es uno de estos lugares y fui testigo de su celebración. El Inti Raymi que en Quechua significa ‘Fiesta del Sol’ y Lucero del Alba, la celebración de lectura de estrellas de las culturas de las ‘tierras bajas’. Ambas fiestas son celebradas en conjunto, en la denominada la noche más larga del año, por el recibimiento al Solsticio de Invierno.

Llegamos al lugar después de haber pagado 10 Bs a un minibus para que nos lleve desde la plaza y pagamos 15 Bs para entrar a la ceremonia. La noche la gente la pasa en carpas, bailando en el escenario principal o rodeados de la gran fogata que hacen en el lugar. Hay muchos carros para comprar comida y la música suena toda la noche.

Los actos de presentación al lugar y al tipo de ceremonia tuvieron su tinte político y la organización del evento deja mucho para reflexionar. La ceremonia con chamanes y el recibimiento del nuevo sol fueron magníficos. Después de una larga noche de frío, recibir ese sol es reconfortante y si capaz le ponen un poco de fé al asunto, las cosas se pueden poner muy lindas.

Coordenadas: -18.178487, -63.819448
Costo: Extranjeros 50 Bs, Nacionales 25 Bs, Universitarios Nacionales 10 Bs, Escolares Nacionales 5 Bs, Residentes de Samaipata 5 Bs, Guías de Sitio, 5 Bs. Horario de Atención de 8:30 a 16:30 de Lunes a Domingo. Transporte privado unos 30 Bs y en un minibus o un vehículo compartido puede costar 10 Bs por persona.
Recomendaciones: Llevar agua, protector solar, repelente de insectos y ropa cómoda. Es un lugar para visitar en media jornada, por lo que no es necesario llevar comida si es que vas a regresar a Samaipata. Hay parqueo para vehículos.

5. LA PAJCHA

Hay un pequeño paraíso a 45 km del pueblo, en medio de la nada. La Pajcha (de Samaipata) es una cascada de agua con su pequeña playa natural en medio de rocas, musgo y un espacio apto para acampar.

El lugar es testigo de atardeceres llenos de cantos de parabas, un intenso sol anaranjado y noches tranquilas (según dicen quienes han acampado allí). Este sitio es un verdadero Edén alejado de toda señal de telefonía, electricidad y conexión con el mundo exterior.

A pesar que el acceso al lugar es un poco complejo, vale la pena llegar a sentir el agua cristalina, arena blanca, helechos y una imponente cascada de unos 30 metros de altura que hacen de este lugar una verdadera trampa en Samaipata.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Coordenadas: -18.401921, -63.821553
Costo: El acceso al lugar es gratuito, aunque suele haber un cuidante que de alguna forma busca que le reconozcan su trabajo. Un taxi te lleva pagando arriba de 100 Bs. Algunas agencias te llevan en grupos por un costo más elevado.
Recomendaciones: Si vas a acampar, lleva todo lo necesario para ello. El lugar no tiene ni electricidad ni señal de telefonía. Ropa de baño y ganas de dejar lo más limpio posible el lugar.

6. VIVEROS

Por el perfecto clima de Samaipata, es el lugar adecuado para conservar miles de especies de plantas. El pueblo tiene distintos viveros llenos de orquídeas, cactus, suculentas, helechos, plantas de café y frutales, además de plantas florales.

Es más, yendo a conocer los diferentes viveros, me topé con Marcy. Ella es una de las campeonas nacionales de orquídeas en Bolivia y tuve el honor de ser recibido en su vivero. Su historia la contaré en otro post con más detenimiento.

El costo de las plantas es muy bajo, por lo que es un lugar perfecto para comprar algunas plantas para tu jardín, empezar tu espacio natural en casa o incluso para aprender su cuidado. Algunos lugares aceptan voluntarios para el cuidar de ellas.

Coordenadas: -18.178552, -63.872391
Costo: Las plantas pueden costar desde 5 Bs. algunos tipos de suculenta hasta el monto que desee comprar.
Recomendaciones: Algunos viveros tienen su espacio de conservación en el que prefieren que no toqués las plantas. Cumplí las reglas.

7. REFUGIO DE FAUNA SILVESTRE

Conocido también como ‘El Zoológico’, el Refugio de Fauna Silvestre Jacha Inti es el proyecto de vida de una familia suiza que decidió vivir en Samaipata hace unos 15 años. El lugar es sin fines de lucro y se sostienen por la venta de entradas, artesanías, hospedaje y por los cientos de voluntarios de todo el mundo que se han dado paso por el lugar.

Llegar al lugar y saber que los animales son dueños del espacio, me dio un poco de miedo (qué irónica es la vida). Los monos saltaban por todas partes, el chanchito del monte se frotaba la cabeza en mi pierna como un perrito, un tejón de 3 patas andaba de lo más contento en búsqueda de su comida, mientras que al fondo un gatito observaba como sus amigos saltaban como locos.

Las personas pueden interactuar con los animales del refugio, a pesar que hay algunos en jaulas. Me tocó estar en el lugar cuando les daban la comida de la tarde y fue magnífico ver como todos corrían y cantaban por el alimento. Eso sin dejar atrás la dedicación y amor que pude percibir de los voluntarios que hacen de este lugar otra trampita para quedarse más tiempo en Samaipata.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Coordenadas: -18.197346, -63.879666
Costo: Adultos 20 Bs. Menores 10 bs. Un taxi desde la plaza cuesta 20 Bolivianos hasta el Refugio, sea 1 o 4 personas.
Recomendaciones: Entrar al lugar con la menor cantidad de accesorios y objetos pequeños posibles. Un niño entró al lugar con un chupete, un monito se lo quitó y los voluntarios quedaron haciendo malabares para quitarle el chupete al travieso. Respete las normas y sobretodo a los animales sueltos.

8. BOSQUE DE LOS HELECHOS

Como uno de los espacios del Área de Manejo Integrado del Parque Nacional Amboró, el Bosque de los Helechos es una reserva de helechos gigantes que llegan a tener hasta 15 metros de altura. Según nos explicaban, los helechos son el antepasado de los árboles y existían en la época de los dinosaurios.

El lugar era sacado de una película, una mezcla de Jurassic Park con Alice in Wonderland, ¿te imaginás? Los helechos son tan altos, los colores, formas y aromas que hay dentro son fantásticos. Había bastante humedad, frío a ratos, calor en otros. Rocas con moho, orquídeas, plantas medicinales, frutos silvestres, pequeñas aves y hasta cóndores.

Las 5 horas de trekking las sentí pasar muy rápido para todo lo que había para ver. Yo estaba extasiado de tanta maravilla natural en medio de la nada. Si bien ya había escuchado de este bosque, es la primera vez que entro y volvería varias veces más. Es más, hay un espacio para hacer camping donde según nuestro guía, la noche se vuelve un espectacular escenario de curucusí (luciérnagas) a la luz de la luna. Dan ganas de volver. 8va trampa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Coordenadas: -18.110685,-63.874175
Costo: 150 Bs me parece un buen precio para este recorrido con un guía y transporte de y hasta la entrada. Ojo, éramos 5 personas. Con menos personas el precio aumenta. El costo incluía el costo de entrada al parque.
Recomendaciones: Botas o zapatos impermeables y con buena trilla. El lugar tiene bastantes lugares con agua o barro y llevar zapatos que absorban agua o que tengan una pisada lisa podrían dificultar tu visita. En ciertos lugares hace mucho calor y en otros mucho frío, llevar abrigo. Dependiendo del tour, hay paradas para comer el almuerzo o un snack para continuar. Llevar lo necesario para comer y guardar su basura. Cuidado con tocar algunas plantas.


No creas que con esto se acaba, pasa que a mi se me acabó el tiempo. Hay mucho más por ver en Samaipata. Desde experiencias espirituales en sus centros holísticos hasta lugares con las mejores vistas de cerros verdes llenos de vida animal. Además de ello, el significado cultural del lugar y su representación de unión de culturas, hace que Samaipata tenga una energía que te hace sentir tan cómodo que te atrapa.

Si no la conocés, no perdás más el tiempo. Si ya lo hiciste, te animo a explorarla más allá de lo que conocés. Además, es uno de los destinos recomendados por Marca Santa Cruz  y cuenta con excelentes comentarios en TripAdvisor.

Para finalizar te dejo dos opciones de hospedaje en Samaipata:

Finca La Víspera

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

www.lavispera.org
Para hacer reservaciones o preguntas: [email protected]
Teléfono: +591 (3) 944 6082
Celular: +591 72123636

Yvy Casa Hotel

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

alexfergo.wixsite.com/hotelivy
Para hacer reservaciones o preguntas: [email protected]
Celular: +591 72170754

 

¿Crees que faltan datos? No dudes en dejar tu comentario en el post para poder responder, corregir o aumentar información a este destino.

 

Bolivia

3 rutas de aventura, historia y cultura en Vallegrande

Primero fue una gran ciudad, ahora toca una ciudad más pequeña. A pesar de que se la conoce mucho por la carga de ideología politica que pasó por su territorio, trataré de ser lo más neutro con el tema. Más allá de la revolución que vivió en su momento, es una tierra llena de cultura, historia, aventura y un clarísimo mensaje de unión.

La ciudad de Jesús y Montes Claros de los Caballeros de Vallegrande, es la ciudad capital de la Provincia Vallegrande. Se ubica a 244km de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y se encuentra a 2.030msnm. Por los cruceños es conocida como la región de los valles cruceños y por el mundo, por haber sido el lugar testigo de la muerte de Ernesto ‘Che’ Guevara.

Es posible llegar a Vallegrande desde Cochabamba y Santa Cruz por carretera asfaltada y desde distintas localidades por caminos de tierra. La temperatura promedio es de 18º y basan su actividad económica en la agricultura, fruticultura, ganadería y ahora también con el turismo.

En esta oportunidad, este megapost lo dividiré en 3 sectores: La Ruta del Che, Una ruta en la Ciudad y una Ruta de Aventura para que no quede duda que Vallegrande tiene completamente todo para ofrecer al turista. Ahí les va 😉

RUTA DEL CHE

Es importante decirte que esta ruta la tenés que empezar de acuerdo a la región por la que estés llegando, por el orden cronológico de la historia o que te guiés por tu instinto aventurero. De eso dependerá el entendimiento o el fin de tu visita a esta ruta. Yo empecé por la ciudad y luego me fui alejando hacia los pueblos.

No voy a mentir, JAMÁS leí algo acerca de la revolución por la que Ernesto Guevara ingresó a nuestro país. La relación que tenía con el, era la misma que muchos tienen con el: Socialismo y el actual gobierno. Por eso, me voy a limitar a contar mi experiencia, en base a lo que viví.

Lo más recomendable para hacer este recorrido es contar con la ayuda de los encargados de turismo en la respectiva oficina en la Casa de la Cultura de la Plaza Principal. Algunos de los lugares de este recorrido solo se pueden acceder con autorización de los encargados. Que además, tienen la información más objetiva con respecto a la historia.

Hospital Señor de Malta 

 

En el Hospital Señor de Malta, que sirve a la población vallegrandina, se encuentran distintos lugares representativos para la revolución del Che. En este lugar fue expuesto su cuerpo, el de algunos de sus acompañantes y actualmente hay murales en conmemoración suya.

Desde la entrada al Hospital ya hay historia, siendo el primer corredor el espacio donde se expusieron alguno de los cuerpos. Al entrar al lugar, en un muro del hospital, el artista Mono Saavedra pintó el rostro del Che y la carta que dejó a sus hijos antes de morir.

Pocos metros más allá está La Lavandería, en una infraestructura que está pronta a inaugurarse. En este sitio, se expuso el cuerpo de Ernesto Guevara con los ojos abiertos. Quienes vieron su cuerpo comentan que sentían que su mirada los perseguía y algunos creyentes, consideraban que el era Jesucristo. El lugar está lleno de graffitis, recuerdos y frases de quienes visitan al ‘Comandante’.

Para finalizar el recorrido, se sigue un pequeño sendero donde está La Morgue. Otro pintoresco lugar decorado con frases, pintura y recuerdos de los seguidores. Este lugar es aun utilizado por los médicos. Allí finaliza el recorrido en el hospital.

Coordenadas: -18.494031, -64.107127
Costo: City Tours 40 Bs Extranjeros, 30 Bs Nacionales y Estudiantes Nacionales 15 Bs. (Incluye Museo, Fosa y Centro Cultural y Hospital)
Recomendaciones: Independiente a tu ideología, hay distintas frases y recuerdos de la gente que son bastante peculiares. Si sos de los que les gusta leer, tomate un tiempo para darle una leída a los diferentes lugares. De alguna forma, las paredes se convirtieron en un libro global comunitario.

Jardín de los Guerrilleros

Un poco a las afueras de Vallegrande hay un recorrido que más allá de ser simbólico, es también parte de la historia del fin de la revolución. El Jardín de los Guerrilleros o la Fosa de los Guerrilleros, es el lugar donde fue sepultada Tania la Guerrillera junto a sus compañeros del combate de Puerto Mauricio (Vado del Yeso).

A pesar de que ninguno de los cuerpos se encuentra actualmente allí, las lápidas aún se conservan. Tania fue la única mujer que formó parte del combate, por lo que ella tiene un espacio aparte y con mayor simbolismo. El resto de combatientes los agruparon por fecha y lugar de fallecimiento.

El jardín es muy bonito. Autoridades cubanas, argentinas y bolivianas han dado ofrendas de arbolitos y pinos. Cada uno tiene su distintivo y adornan el espacio para dar una atmósfera de tranquilidad. Una vez más el Mono Saavedra le da un acabado artístico al lugar con un mural.

Coordenadas: -18.484854, -64.096779
Costo: City Tours 40 Bs Extranjeros, 30 Bs Nacionales y Estudiantes Nacionales 15 Bs. (Incluye Museo, Fosa y Centro Cultural y Hospital)
Recomendaciones: El lugar está cerrado si es que planeas ir solo. Los guías tienen la llave y autorización para el ingreso.

Centro Cultural Ernesto Che Guevara

Continuando el recorrido y a una corta distancia de la Fosa, el Centro Cultural Ernesto ‘Che’ Guevara es donde terminaría el la Ruta del Che en la Ciudad. En este lugar se encuentra el Mausoleo del Che, de donde sus restos fueron exhumados junto a 6 de sus compañeros de revolución.

A la entrada del lugar está el Museo del Che, donde hay información suya, de los guerrilleros y réplicas que se han utilizado para películas conmemorativas. El lugar también cuenta con un espacio para librería, snack y un anfiteatro para eventos culturales (todo esto pronto a inaugurarse). Al fondo del Centro es donde se encuentra el Mausoleo, donde simbólicamente están las lápidas de los 7 compañeros de combate. A ello los acompañan banderas, más frases y cientos de fotografías.

Dato curioso, a pesar de que estaban encubiertos y que la revolución iba sigilosa, tomaban bastantes fotografías para la época. El lugar tiene una exposición de muchas fotografías desde la juventud del Che, hasta de los diferentes lugares donde se reunieron, el Che encubierto en Cuba, sus viajes a diferentes partes del mundo, su familia, fotos en Bolivia, en Argentina, con sus compañeros de revolución y más.

Coordenadas: Por alguna razón no logro encontrar las coordenadas del lugar. Así que les dejo la dirección. Final de la Avenida del Ejército. Zona del Cementerio General.
Costo: City Tours 40 Bs Extranjeros, 30 Bs Nacionales y Estudiantes Nacionales 15 Bs. (Incluye Museo, Fosa y Centro Cultural y Hospital)
Recomendaciones: Si vas antes de Octubre del 2017, probablemente encontrés partes del lugar en construcción. Luego estará en mejores condiciones para la atención a los turistas. Aun así, es un lugar silencioso y natural.

Pucará

Pucará queda a 45 Km de Vallegrande, a aproximadamente 1h30m de viaje en auto. Muchas de sus calles estan construidas sobre piedra y a pesar de ser muy pequeño, a nuestra llegada encontramos bastantes personas en la calle, lo que hizo de la experiencia algo más interesante.

Como ya lo mencioné, hice el viaje sin saber absolutamente nada de la Ruta del Che, por lo que nos aventuramos a preguntarle a los lugareños por sitios que hagan referencia histórica al paso del grupo del comandante. Aquí va lo gracioso. El pueblo no significó más que un paso entre La Higuera y Vallegrande de los combatientes, sus cuerpos y militares en búsqueda de ‘los guerrilleros’.

Entonces, cada uno de los viejitos que nos topamos, nos contaba su versión totalmente subjetiva, distorsionada y a la vez, real. Muchos de ellos eran niños en los 60, por lo que su recuerdo de la cantidad de militares y desconocidos en el pueblo les dejó en la cabeza diferentes versiones de lo que sucedía en realidad. Fue muy entretenido y hasta tierno escucharlos con sus historias de la revolución.

El lugar tiene lo básico y sobretodo, una vista entre montañas que es de las más bonitas que he visto en mi vida. Además, en invierno la helada convierte a sus calles en toboganes de hielo y a la naturaleza en hojas blancas y congeladas.

Coordenadas: -18.715029, -64.184624
Costo: Hay mini buses, algunos taxis y el infaltable camión que pasa al lugar. El precio es sustancialmente variante, por lo que podrías tener una tarifa entre 10 y 100 Bs. Dependiendo de la disponibilidad y época, puede cambiar el precio.
Recomendaciones: Si vas a llegar hasta La Higuera y luego regresar por el mismo camino a Vallegrande, te recomiendo comer ó proveerte de alimentos básicos en Pucará. Más adelante sabrás porqué.

La Higuera

Aquí fue. La Higuera viene a ser tan representativo para esta ruta porque este es el lugar donde Ernesto Che Guevara vivió sus últimos minutos antes de su ejecución. El lugar vive y respira por su paso. Las paredes de las pocas casas que hay, llevan mensajes y frases haciendo referencia a su lucha. La pequeña plaza tiene estatuas y monumentos suyos y de alguna forma se siente la dificultad que se vivió en su momento.

La pequeña plaza del lugar cuenta con una estatua del Che de pie, sosteniendo un puro cubano. A pocos metros se encuentra la escuelita donde fue ejecutado. Hay una especie de museo al lado de la pseudo plaza y pocos metros más allá la Casa del Telegrafista.

Pero debo ser sincero, la llegada a este lugar fue intensa. A pesar que yo viajé en vehículo propio, llegué cansado. El camino está lleno de polvo y tierra, para llegar a un lugar donde apenas encontramos 5 personas y 3 de ellos eran franceses. Uno de ellos es el dueño de la Casa del Telegrafista donde no queda más que una réplica de lo que hubiera sido la habitación del telegrafista. El Museo Comunal cuesta 10 Bs. y no tiene más que unas cuantas fotos que ya habíamos visto en Vallegrande. Los otros franceses ofrecían almuerzo por 60 Bs. El pueblo estaba vacío.

Conocimos a Don Anacleto, quien nos contó su trabajo, su experiencia con los militares y su voluntad de llevar a nuestro amigo brasileño a la Quebrada del Churo. Puedo decir que es un viaje que realmente lo deben hacer los amantes de la historia, seguidores de esta ideología y extremos aventureros.

Coordenadas: -18.715029, -64.184624
Costo: Desde Pucará a La Higuera tendrías que esperar un camión que esté dispuesto a llevarte que probablemente te cobraría unos 10-15 Bs. si es que decide cobrarte. Un taxi entre 100 y 150 Bs.
Recomendaciones: Los franceses tienen los costos más elevados de comida y hospedaje. Si estas corto de dinero, algunos ‘higuereños’ tienen hospedaje con un costo mucho más accesible. De igual forma, su comida. Si buscas llevarte un recuerdo y vas camino a Vallegrande, no compres nada en La Higuera que el costo es muuuy alto. En Vallegrande hay más variedad y mejores precios.

Esta viene a ser la Ruta del Che más simple y rápida. La ruta completa puede durar unos 3-4 días aumentándole al recorrido que les muestro La Quebrada del Churo (que no logré hacer por un pequeño accidente) Alto Seco, Abra del Picacho, Santa Elena, Vado del Yeso y algunos continúan hasta Camiri.

RUTA EN LA CIUDAD

Una vez acabada la Ruta Histórica del Che, nos quedamos unos días más para explorar la ciudad y ver con qué nos sorprendía. No cabe duda que quienes hacen a esta hermosa localidad, son sus habitantes. Esa cordialidad, el recibir el buenos días de TODOS los extraños que pasaban a nuestro lado y la voluntad de las personas de explicarnos lo que no entendíamos, me enamoró completamente de los vallegrandinos.

Plaza Principal

Como en muchísimos lugares en el mundo, la Plaza Principal es el punto de reunión de conocidos y extraños. Alrededor de la Plaza principal es posible ver arquitectura colonial, rosas, flores, inmensas palmeras y mucha gente pasando el tiempo o esperando transporte en la plaza.

Allí se encuentra la oficina de Turismo, la Iglesia Matriz y algunas otras entidades que pueden ser fundamentales para tu visita, como hoteles, bancos, farmacias y snacks. La tranquilidad del lugar y el delicioso clima de los valles te invita a sentarte en los asientos de la plaza y por un momento sentir el sonido calmo de una pequeña ciudad.

Coordenadas: -18.489416, -64.108172
Recomendaciones: Te reto a charlar con algún desconocido, algún viejito o algún viajero. Es un lindo lugar para crear un buen recuerdo.

Museo Arqueológico

Como lo dice en la entrada, ‘‘Los pueblos sin museos son como los hombres sin alma». Pues que alma que tiene Vallegrande. Ahí en la misma Plaza Principal, está el Museo Arqueológico Osvaldo Vergara. Este museo dedicado a mostrar al público el desarrollo cultural a través de la arqueología, expone material lítico que c0rresponde a culturas, tiwanaku, inca, omereque, amazónica y yampara.

Coordenadas: -18.489416, -64.108172
Costo: City Tours 40 Bs Extranjeros, 30 Bs Nacionales y Estudiantes Nacionales 15 Bs. (Incluye Museo, Fosa y Centro Cultural y Hospital)

Mirador La Cruz

En el Barrio La Muralla, está ubicado el Mirador La Cruz. El lugar es lindo, tiene una vista bastante beneficiosa para observar la ciudad y está dentro de Vallegrande. Llegar es recontra fácil y todos los vallegrandinos saben como ayudarte a llegar.

En una de sus estructuras se puede subir unos dos metros más arriba, por lo tanto hay una mejor vista. Se podría decir que es una plaza-mirador, ya que hay lugares para sentarse, un pequeño parque y hasta podría ser escenario de una romántica cita. En un día ligeramente nublado, podés ser testigo de como los rayos del sol atraviesan las nubes y embellecen a la ciudad. Tuve la oportunidad de vivirlo y fue asombroso.

Coordenadas: -18.494019, -64.110746
Costo: Gratuito
Recomendaciones: Dependiendo del momento del día en el que vayas, sería bueno que lleves buen abrigo que la brisa del viento, es un poco más intensa ahí arriba.

Plazuela Ruben Terrazas

La Plazuela Ruben Terrazas en sí no es lo más atractivo del mundo. La razón por la que está en esta lista es por la importancia como experiencia que tuvo para mi en el viaje. Es el centro de abastecimiento para la gente del pueblo. A un lado está el mercado y al otro lado el mercado campesino, donde yo hice mis compras para comer los días que estuve en Vallegrande.

Sobre la misma plazuela encontré pan vallegrandino a las 7 de la noche. Habían varias señoras vendiendo pan ‘recién salido del horno’ del cual disfrutamos por 3 días con no más de 15 Bs. En una de las veredas se encuentran los puestos donde hay tradicionales sombreros y ponchos para el frío.

Por último y no menos importante, lo que hace al Vallegrandino amante empedernido de su carnaval: EL ALCOHOL. El día sábado encontramos a varias personas ocupando los puestos de las panaderas, pero esta vez ofreciendo los licores y tragos tradicionales de la región. Quien ha ido a Vallegrande y no probó Rimpolio, Quirusilla y los diferentes licores de frutas de la región y silvestres, definitivamente no se a qué fue. ¡DELICIOSOS!

Coordenadas: -18.494019, -64.110746
Costo: Licores a 25 Bs. Sombreros 50 Bs. Ponchos 100 Bs. Pan desde 1 Bs.
Recomendaciones: El lugar es seguro, no es necesario andar ocultando el dinero. Si sos extranjero y estas leyendo esto, vas a ser víctima de la viveza criolla y te van a querer cobrar más, pedí rebaja a todo. Si sos local, ya sabés como funciona esto 😉

Iglesias

Para los devotos y amantes de la arquitectura de iglesias, dos lindas iglesias para visitar en Vallegrande. La primera es la Iglesia Matriz, que viene a ser el templo principal de la ciudad. Es básicamente el ícono visual de Vallegrande, ya que su altísima torre sobresale por donde la veas.

Es más, la torre del campanario es la torre en piedra más alta de Bolivia. Si, definitivamente lo es. Tuve que alejarme una calle entera para poder capturar la iglesia sin ningún corte de la torre. Tiene grandes portones de madera y su interior se caracteriza por su sencillez.

A ello le sigue la Iglesia Señor de Malta, ubicada en la calle del mismo nombre. Lo interesante de esta iglesia es que en su interior se encuentra una antigua escultura de origen español del Cristo. Se presume que esta, fue tallada en ébano y posteriormente cromada. Por lo tanto el Cristo de la Iglesia Señor de Malta, es negro.

Coordenadas: Matriz: -18.715029, -64.184624 Señor de Malta: -18.491568, -64.107716
Costo: Gratuita
Recomendaciones: Consultar a los vallegrandinos por los horarios en los que generalmente pueden encontrar las iglesias abiertas. Si no sos creyente, mucho respeto.

Calles de Vallegrande

Te preguntarás por qué incluyo calles como un destino de visita. Darle vueltas a pie a las calles de Vallegrande es súper reconfortante. La arquitectura de las casonas respeta una estética que hace al pueblo único y pintoresco. A pesar de que no hay mucha vegetación en las calles y la línea cromática es muy tierra, muchas de las casas están pintadas de diferentes colores y siempre hay alguien caminando hacia alguna parte.

Alguien, gente, vallegrandinos. Eso es lo que realmente hace a sus calles. Efectivamente todos se daban cuenta de que nosotros no éramos del lugar. Recibíamos buenos días, buenas tardes o buenas noches todo el tiempo de totales desconocidos. Sonrisas por doquier, se sentía la amabilidad y sobre todo, una seguridad de poder portar mi cámara colgada en el cuello sin tener el más mínimo miedo a ser víctima de un robo.

Si vas a Vallegrande, aventurate. Salí de la casa, hotel, alojamiento o donde te quedés. Creeme que estas calles te van a sacar más de una sonrisa y un excelente recuerdo de su gente, que con un acento mezclado entre el oriente y occidente boliviano, te invitan a sumergirte en su cultura y diario vivir.

RUTA DE AVENTURA

A pesar que me quedó corto el tiempo para realizar más rutas de aventura, considero que estas tres son importantes por su carga histórica y como actividad al aire libre. Las dos primeras van de la mano y la última es posible realizarla en la misma ciudad de Vallegrande.

Pinturas rupestres y religiosas

Aproximadamente en una distancia de 3 km. se encuentran agrupadas una serie de pinturas rupestres y religiosas que forman parte de un recorrido de aventura interesante. Se dice que las cuatro pinturas religiosas que se encontraron, forman una especie de cerco espiritual, teniendo en medio a la pintura rupestre de la Cueva del Diablo.

El Padre Santo, San José, La Virgen de la Purísima y la Cruz latina son las que acorralan a la Cueva del Diablo, en un recorrido que fácilmente se podría hacer en un trekking de una mañana o una tarde completa y también en bicicleta. Nosotros lo hicimos en auto y con la ayuda de Leo, nuestro guía.

Está previsto que esta ruta tenga pronto una señalización adecuada para que los turistas puedan acceder a la ruta solos, ya que actualmente es IMPOSIBLE llegar de forma independiente. Tanto asi que ni siquiera pude tener las coordenadas de cada una de las pinturas.

Para los creyentes, es una ruta de sacrificio y en cada uno de las pinturas religiosas hay huecos o recipientes para hacer ofrendas de dinero,  hasta espacios para poner velas y rezarle a sus santos.

Costo: Consultar por los guías turísticos disponibles. Hay un guía que tiene vehículo propio que dependiendo de la negociación, pueden acceder a un buen precio. Consultas en la Oficina de Turismo de Vallegrande. (591-3)9422271
Recomendaciones: Ropa muy cómoda y sobretodo zapatos adecuados para caminar sobre piedras e incluso moho. Es una ruta muuuuy aventurera, por lo tanto hay que tener en cuenta que hay pequeños senderos con plantas con espinas, plantas que generan picazón y una que otra que se enreda en la ropa.

Molinos de Piedra

De forma simultánea al recorrido de las pinturas rupestres y religiosas, están algunos molinos de piedra que fueron utilizados en la época y que ahora están abandonados.

Hay una intención de mejorar esta ruta y de refaccionar los molinos que continúan en pie. Estos molinos se utilizaban para moler todo tipo de granos, haciendo uso de la energía hidráulica de los diferentes ríos y quebradas que están por la zona.

Algunas piezas ya no existen, otros pedazos de piedra tallada están perdidos pero la estructura básica continua en pie de dos de los molinos que visitamos. Hasta no hace mucho tiempo se seguían utilizando, ya que la energía eléctrica en Vallegrande llega con la Cooperativa Rural de Electrificación a fines del siglo pasado.

Me encantaron los dos recorridos. Pudimos ver diferentes paisajes, piedras llenas de musgo verde casi fosforescente, el paso del río entre piedras, y cientos de flores y bayas silvestres con colores que nunca había visto en la naturaleza.

Costo: Al igual que la ruta de pinturas, consultar con la Oficina de Turismo.
Recomendaciones: Las estructuras están frágiles, por lo que es recomendable no ingresar en ellas ya que se pueden derrumbar.

Los Paraos

Este fue el último lugar que visité antes de regresar a casa. De igual forma quise que sea el último lugar del post por lo que significó para mi. Al inicio del post les comentaba que Vallegrande me dejó con un mensaje de unión y lo viví al final de este trekking de una hora.

Los Paraos, viene a ser la pronunciación vallegrandina de ‘Los Parados’. Es un cerro de camino lleno de piedras, en el cual se puede vivir una caminata no tan larga pero empinada, con el destino de tener una de las mejores vistas de la región.

En el pico del cerro hay tres torres formadas por piedras que representan a los tres jefes de las culturas que habitaron la zona: Itaguira como el jefe Chiriguano, Guakane era el jefe incaico y Pedro Lucio Escalante y Mendoza, el jefe español. Que además de ser los jefes, eran también guardianes de Vallegrande.

Desde allá arriba, veía valles, cielo puro, personas y casas. Todo esto en una ciudad llamada Vallegrande, que aceptó tres diferentes culturas y supo convivir con todas ellas haciendo una perfecta simbiosis cultural e histórica con la que hoy, todo vallegrandino se siente orgulloso de tener.

Ahí me dejó el mensaje de unión. Que si ellos lograron aceptar, convivir y avanzar con tres culturas abismalmente diferentes, el resto del país y por qué no el mundo, podríamos lograrlo. ¡Grande Vallegrande!

 

Coordenadas: 18.488840,-64.120719
Costo: Gratuito
Recomendaciones: Es posible llegar solo, pero de todas formas es mejor ir acompañado a este tipo de aventuras, en caso alguna caída o pérdida en el lugar. Los senderos aun no están marcados precisamente y podría tomarte un poco más de tiempo llegar a la cima si vas sin compañía de alguien que conozca Los Paraos.


¿Creen que esto es lo único para ver en Vallegrande? Definitivamente no. Hay varios lugares que me quedé sin visitar. Algunas cascadas o ‘pajchas’ que rodean a la ciudad, helechos gigantes, cuevas, la Represa de Guadalupe y uno de sus principales atractivos a nivel nacional, el ‘Carnaval Vallegrandino declarado Patrimonio Cultural e Inmaterial del Pueblo Boliviano»

Me fui  pensando en la frase que dice que los vallegrandinos no son ni chicha ni limonada. Pues no necesitan nada del resto, tienen todo de ellos mismos. Son rimpolio y quirusilla, son bailes de colores y trajes de elegancia, son peculiares en su acento y la sonrisa amable de su gente. ¡Gracias Vallegrande!

Para finalizar, un agradecimiento enorme a quienes hicieron esta travesía posible. A Leo Lino, Responsable de la Unidad de Turismo de Vallegrande, por su dedicación y el acceso que nos dio a la información y lugares turísticos del lugar y a la familia Guzmán por su hospitalidad.

¿Te animás a Vallegrande?